Distinguen a estudio sobre posibilidades de aumento al salario mínimo

Realizan diversas simulaciones para identificar qué sucedería si los salarios en México tuvieran un nivel superior al actual

2018-12-01

NOTIMEX

2018-09-04-222119unnamed-1.jpg

México.- Un estudio sobre la urgencia de incrementar el salario mínimo en el país, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), obtuvo el segundo lugar del Premio Nacional de Investigación Social y de Opinión Pública 2018.

Luis Huesca Reynoso, investigador de la Coordinación de Desarrollo Regional, y Linda Llamas Rembao, alumna del doctorado, son autores del estudio; el premio lo otorga el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop), de la Cámara de Diputados.

Con el seudónimo “Los asalariados”, los especialistas presentaron el trabajo “La posibilidad de mejora salarial en México: costos e impactos en pobreza”, el cual fue elegido de entre 416 trabajos que aplicaron para el concurso a nivel nacional.

De acuerdo a un comunicado del CIAD, en el estudio realizaron diversas simulaciones para identificar qué sucedería si los salarios en México tuvieran un nivel superior al actual.

Analizaron una propuesta de incremento equivalente a dos y tres veces del salario mínimo actual (que es de 88 pesos), es decir, que la remuneración inferior límite fuera de 176 y 270 pesos, respectivamente, identificando que ello no ocasionaría un impacto inflacionario en la economía nacional.

Consideraron que con este aumento lograrían alinear el salario mínimo con el umbral considerado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el que se indica que quien es retribuido con menos de tres salarios se encuentra en un estado de pobreza laboral.

Incluso reportaron que los salarios en el sector informal también crecerían, pues en el mercado laboral habría mayor competencia en sueldos, por lo que se deduce que habría más personas interesadas en conseguir trabajos formales o que los patrones tendrían que pagar mejores sueldos, lo que redundaría en una formalización de la economía.

Analizaron, además, cómo dicha medida mejora la recaudación por concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR), ya que actualmente 40 por ciento de los asalariados reciben apoyo en el pago del impuesto (subsidio al empleo), lo que representa un costo fiscal.

La investigación reveló que un incremento de dos salarios mínimos reduciría este subsidio al 16 por ciento de los trabajadores, mientras que en el escenario de tres salarios la disminución sería de ocho por ciento.

"Reducir este costo fiscal, dotaría al Estado mexicano de una mayor capacidad recaudatoria, al mismo tiempo que disminuiría la pobreza laboral del país, hasta en un nueve por ciento en zonas urbanas y rurales", comentaron.

Los autores del estudio galardonado comentaron que, de acuerdo con cifras del Observatorio Laboral de los Salarios de la Universidad Iberoamericana, siete de cada 10 mexicanos ganan entre 0 y tres salarios mínimos, y la mayoría de los empleos generados en el sexenio que acaba de concluir son de uno a dos SM.

Para ejemplificar la desigualdad con la que es tratado el trabajador mexicano, exponen que la productividad laboral en el sector manufacturero del país creció un 20 por ciento en la última década, mientras que los salarios cayeron 10 por ciento.

Derechos Reservados © La Capital 2019