Tlaquepaque busca rescatar la dulcería en México

Promueve talleres gratuitos para niños, jóvenes y adultos

2018-12-02

NOTIMEX / Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal

DtCazZBVAAAgliY.jpg

Tlaquepaque, Jal.- El Pueblo Mágico de Tlaquepaque ofrece a turistas y locales Nuestros Talleres, un innovador centro dedicado al rescate y promoción de la artesanía dulcera y chocolatera del país.

Como un nuevo punto turístico, cultural y gastronómico este nuevo proyecto impulsará a los dulces hechos en México porque mediante talleres gratuitos para niños, jóvenes, adultos, ya sean mexicanos o extranjeros, enseñará a los visitantes cómo se produce la dulcería y chocolatería más tradicional en México.

De esta forma, personas de todas las edades podrán participar en la elaboración artesanal de dulces, cajetas y chocolates, con el fin de valorar la tradición de nuestros ancestros, afirmó Luis del Hoyo Sánchez, creador del proyecto.

Explicó que la idea es preservar y promover las recetas, técnicas y sabores que forman parte de la identidad del mexicano y que se han estado perdiendo, así como dignificar los oficios y profesiones relacionadas con la dulcería y chocolatería artesanal de Jalisco y de todos los estados del país.

Indicó que el objetivo es que las nuevas generaciones descubran y valoren el trabajo que implica elaborar cada uno de los más de 600 diferentes dulces artesanales que venden en Nuestros Dulces, tradicional tienda que vende exclusivamente dulces mexicanos.

“Las tradiciones son nuestra responsabilidad y el dulce mexicano es nuestra responsabilidad, lo que entra del extranjero no”, afirmó Luis del Hoyo, quien reiteró que se siente emocionado de compartir este sueño que surgió con el apoyo de su esposa Connie González.

Para lograr el objetivo, Luis del Hoyo dio a conocer que invitó a ser parte de Nuestros Talleres a dos empresas dulceras más, con las que coincide en su misión de generar productos artesanales de alta calidad: Cajetas Lugo y Sayula Etiqueta Naranja, así como a Cristina Taylor Chocolatería Artesanal.

“Con esta cada de dulceros tratamos de rescatar la tradición de la gastronomía mexicana de los postres y los bocados dulces, por esto estamos dispuestos, además de recibir a cualquier dulcero o artesano del dulce que desee venir a dar una demostración o un taller para compartir su técnica”, detalló.

Este novedoso centro de la cultura gastronómica de Tlaquepaque está instalado en una casa con 150 años de antigüedad, que fue restaurada y acondicionada para esta finalidad y que está ubicada en el corazón de este municipio jalisciense.

Las instalaciones de Nuestro Talleres son un espacio digno de Tlaquepaque con detalles arquitectónicos característicos de la región, que fueron revestidos con pisos de coloridos mosaicos, columnas con cantera, así como puertas y ventanas de madera.

También es un escaparate para mostrar con orgullo el arte y el talento de Jalisco, ya que presenta obras exclusivas de artistas tlaquepaquenses como del famoso escultor Rodo Padilla y de la pintora Irene García.

Hace 26 años, Luis del Hoyo y su esposa Connie González, abrieron un pequeño negocio para ser pioneros en la venta de dulces mexicanos en locales comerciales. Para ello, recorrieron todos los rincones del país para rescatar la dulcería más tradicional.

Actualmente, tienen a la venta en Nuestros Dulces más de 600 variedades de dulces de pueblo, en su mayoría elaborados por familias que han conservado las recetas tradicionales, desde la cultura prehispánica y con una mezcla de las variantes adquiridas con la conquista española.

Ahora en Nuestros Talleres ofrecerán cursos gratuitos para elaborar borrachitos con diferentes sabores, cocadas, chocolate oaxaqueño, miel de abeja, inulina de agave, chongos zamoranos y de Mazamitla, flan de vainilla, glorias, alegrías, coyotas de Sonora, mermeladas, nuez garapiñada y jamoncillos, entre otras delicias para el paladar.

Derechos Reservados © La Capital 2018