Disminuyen enfermedades en loros con dieta de alpiste

Los loros son longevos y pueden llegar a vivir hasta 100 años, pero algunos padecimientos acortan su vida

2019-01-05

Agencia Notimex

loros.jpg

Ciudad de México.- El Hospital de Aves de Ornato, Compañía y Silvestres de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM ha logrado prevenir y eliminar artritis, obesidad, ateroesclerosis y complicaciones hepáticas y renales en aves, con una dieta complementada con semillas de alpiste.

 El responsable de la clínica, Juan Carlos Morales Luna destacó que a partir de la aplicación de esta dieta en ese nosocomio, que también se ha difundido en la medicina veterinaria y entre los propietarios, se han reportado beneficios para la salud de loros, guacamayas y cacatúas.

“Se pensó en este alimento porque 90 por ciento de las aves que recibimos en el hospital tienen problemas nutricionales como obesidad, lipidosis hepática, ateroesclerosis, afecciones de riñón y presencia de depósitos de grasa subcutánea (lipoma)”, señaló el experto en un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Alertó que los loros son longevos y pueden llegar a vivir hasta 100 años, pero estos padecimientos acortan su vida.

Refirió que una costumbre común, pero equivocada de los propietarios de aves de compañía, es que les ofrecen una dieta basada principalmente en semillas de girasol, altas en grasas que se acumulan en su organismo, afectando las funciones metabólicas.

Resaltó las propiedades antiinflamatorias del alpiste que lo convierten en un auxiliar en tratamientos de artritis y gota articular. También es un potente antioxidante que permite acelerar la regeneración celular y neutraliza la acción de radicales libres, y un diurético efectivo para eliminar líquidos retenidos.

“Sugerimos que el alpiste se administre en una proporción de 30 por ciento en la dieta. Se puede dar en dos formas: compuesto, es decir, mezclado con otras semillas (niger, mijo o linaza) o con avena, como parte de una dieta normal, y solo como coadyuvante en el tratamiento de aves con obesidad, gota articular o artritis”.

Morales Luna indicó que se podría pensar que por ser una semilla pequeña, un loro no puede comer alpiste, pero “es un error, porque hasta las guacamayas lo ingieren perfectamente” y agregó que no es recomendable darles alpiste con chochitos, pues son dulces y no contienen vitaminas.

La dieta diseñada en la UNAM tiene más de 10 años, de la cual se han tenido buenos resultados. A la mayoría de las aves que llegan con obesidad se les brinda un tratamiento médico y la dieta adecuada; se recuperan con mayor rapidez, con resultados favorables para su salud y peso, apuntó.

Además se debe incluir en la dieta frutas y verduras, en un 50 por ciento, y complementar con croquetas especiales para loro, en 10 por ciento, así como una pequeña cantidad de semillas de girasol.

El especialista sostuvo que con una alimentación de este tipo y una supervisión médica especializada estos animales pueden tener una buena expectativa de vida.

Derechos Reservados © La Capital 2019