Desaprovechan Chivas jugar en casa contra débiles Tiburones

Cerrado partido en el Estadio Akron donde Chivas y Veracruz empatan a cero goles

2019-02-04

AGENCIAS

GUADALAJARZ Y TIBURONES.jpg

GUADALAJARA, JAL.- Nada para nadie en el Estadio Akron; Chivas y Veracruz no se hicieron daño en el último compromiso de la Jornada 5 de la LIGA Bancomer MX.

Este resultado deja a los tapatíos con 10 puntos en el quinto peldaño general, mientras que los jarochos se quedaron con dos unidades en el penúltimo escalón.

El siguiente compromiso de Chivas será visitando a los Rayos del Necaxa; Veracruz será anfitrión de los Tigres de la UANL.

Las Chivas Rayadas de Guadalajara se presentaban con la opción de meterse al liderato de la competencia, mientras que los Tiburones tenían la obligación de sumar su primera victoria en la parte baja de la clasificación.

El cuadro tapatío fue mejor desde los primeros minutos, pero carecieron de precisión para abrir el marcador. Apenas en los segundos iniciales avisaron con un cabezazo a quemarropa que el cancerbero tapó con el antebrazo.

A los 12 minutos fue turno de Alexis Vega, quien mandó un fogonazo que dejó cimbrando el travesaño. Instantes después, Miguel Ponce arribó por la banda izquierda y pegó un zurdazo de media distancia que el cancerbero mandó a tiro de esquina.

Chivas siguió insistiendo. Al 33´, una jugada de equipo comenzó desde la parte defensiva y terminó con un pase filtrado que dejó a Josécarlos Van Rankin frente al marco, pero el zaguero estrelló su balón en el portero. Así se fueron al descanso, con igualdad sin anotaciones.

El complemento bajó de intensidad; Veracruz fue eficiente en defensa contra un Rebaño que no encontró claridad para terminar las jugadas como lo hicieron en el primer lapso. 

La mejor del complemento fue de Jesús Molina; el contención de las Chivas amagó a un rival y le pegó con rumbo al sector izquierdo, pero Sebastián Jurado salvó a su equipo con un gran lance. 

El partido agonizaba y Veracruz tuvo su mejor opción en la recta final. Cristian Menéndez fungió de poste, retrasó la bola y Sebastián Rodríguez le pegó con rencor directo al travesaño. Los porteños estuvieron a punto de sorprender en el último instante.

Derechos Reservados © La Capital 2019