Acuerdan gobierno y CCE incrementar el bienestar y acelerar el progreso de México

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, propuso una alianza para terminar con la pobreza y promover la inversión

2019-02-28

AGENCIAS

ASAMBLEA-CONSEJO-COORDINADOR-EMPRESARIAL.jpg

Ciudad de México.-  En el marco de la XXXVI Asamblea Anual Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Lomelín Salazar asumió la presidencia del organismo empresarial, con lo que concluye con éxito el periodo de Juan Pablo Castañón Castañón.

El evento contó con la presencia del Licenciado Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, el Presidente del Senado, gobernadores, legisladores federales, integrantes del gabinete federal, entre otros líderes empresariales y miembros de la sociedad civil organizada. 

Juan Pablo Castañón, presidente saliente del CCE, señaló que “Los mexicanos tenemos un futuro prometedor porque tenemos una sociedad joven, trabajadora y decidida a seguir avanzando. Día con día, millones de mexicanos ponen su esfuerzo para poner el nombre de México en alto – muchas veces sin saberlo– con la calidad de sus productos y servicios”. Asimismo, mencionó “Me gusta saber que los empresarios creen en sí mismos porque saben que es posible construir un mejor país: un país que se reconozca por las oportunidades que ofrece y no por las carencias que lo lastiman. Juntos, podemos hacer de México la nación justa y próspera que todos queremos.

Por su parte, al rendir protesta como presidente del CCE para el periodo 2019 – 2020, Carlos Salazar Lomelín, reconoció el liderazgo de Juan Pablo Castañón y dijo que asume, “como máxima responsabilidad, promover la actividad empresarial en todo México. Hoy recibo un Consejo unido, integrado, con propósito y con rumbo”.

El presidente del CCE dio a conocer algunas acciones para fortalecer para fortalecer al sector productivo de nuestro país, entre las que destacan:

1. Activar la participación de los pequeños empresarios como gran motor del desarrollo económico; 

2. Integrar mejor las cadenas productivas; y 

3. Ser una fuente de propuestas para mejorar la actividad productiva y para alcanzar el equilibrio entre economía y sociedad. 

Como presidente del organismo que representa a un millón 300 mil empresas y que generan más de 18 millones de empleos formales, Carlos Salazar Lomelín refrendó el compromiso del sector productivo para tener una actitud propositiva basada en cinco principios: 

1. Ofrecer, de manera fidedigna y sin engaños, bienes y servicios de calidad a los mejores precios. 

2. A cumplir con la ley, pagar impuestos y contribuciones sociales.

3. A tratar a los trabajadores con respeto y dignidad, con salarios justos y de acuerdo con su productividad.

4. A aceptar e incluir en nuestras empresas a todas las personas, sin distinción de género, orientación sexual, raza, origen, credo, preparación y discapacidad.

5. Los empresarios estamos comprometidos con nuestra comunidad, tanto en el desarrollo económico como en el ambiental, ¡empezando con el cuidado de nuestras propias banquetas!

Salazar Lomelín enfatizó la labor empresarial como fuente de bienestar “una empresa tiene sentido cuando al producir el valor económico también genera valor social. Empresa sin sociedad es una injusticia. Sociedad sin empresa es una quimera”. Así, propuso hacer de la inversión una obsesión que le permita al país crecer, al menos, al 4 por ciento y contar con una inversión de entre el 25 y el 27% del Producto Interno Bruto. 

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial hizo un llamado al gobierno de Andrés Manuel López Obrador para eliminar la pobreza extrema en un plazo de seis años. “Compartimos el compromiso de incrementar el bienestar de la población y acelerar el progreso de México. ¡Hagamos historia! Nosotros le ayudamos, podemos movilizar a los sectores más organizados de la sociedad”. Asimismo, solicitó que la política pública promueva un equilibrio para que “la economía prevalezca un sentido social y para que las demandas sociales no desborden las posibilidades de la economía”. 

Derechos Reservados © La Capital 2019