Impulsan legislación que respete derechos laborales de los maestros

“En el pasado hubo muchos agravios a su labor, lo que generó desconfianza y dudas", declara coordinador de MORENA

2019-03-24

AGENCIAS

JUCOPO presidida diputado-Mario-Delgado-Carrillo.jpg

CD. DE MÉXICO.- El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, afirmó se abrogará la reforma educativa de 2013, para transitar hacia una legislación que respete los derechos laborales de los maestros y se favorezca la educación de excelencia en el país.

En un comunicado, el legislador indicó que “es entendible el desconcierto de los profesores ante esta nueva reforma, ya que en el pasado hubo muchos agravios a su labor, lo que generó desconfianza y dudas".

Sin embargo, “se está construyendo una relación de confianza con el magisterio para caminar juntos, se entienda cuál es el alcance de esta reforma constitucional y lo que se establecerá en las leyes secundarias a favor de la educación del país”, señaló.

Sostuvo que "se respetarán los derechos laborales de los maestros, y se prohibirá por completo las evaluaciones punitivas; cualquier evaluación que esté vinculada a la permanencia queda proscrita”, resaltó el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Además, indicó que en materia de ingreso, reconocimiento y promoción, esta reforma que se planteó actualmente es más progresista que lo establecido en el propio apartado B del Artículo 123 constitucional, porque se está proponiendo dar más garantías a los maestros para que todos tengan derecho a un sistema de capacitación y desarrollo.

“Por eso decimos que esta reforma es más garantista porque en los temas de ingreso, promoción y reconocimiento se garantiza que sea a través de procesos públicos, transparentes, equitativos y parciales, y además se considera los conocimientos, actitudes y la experiencia de los maestros”, expuso.

Delgado Carrillo llamó al magisterio a permitir que continúe el proceso de dictaminación. “La Cámara no puede estar bloqueada o con suspensión de actividades, ya que se ha construido un equilibrio político, un acuerdo con el resto de las fracciones, que ven con buenos ojos este dictamen.

“Es muy buena, es una reforma histórica, donde se alcanzan conceptos que nunca habían estado en la Constitución, que se cumple absolutamente la promesa del Presidente de la República de abrogar lo que se tiene actualmente y que construye algo nuevo, que si todo camina bien pudiera ser más que un acuerdo político, un acuerdo nacional en favor de la educación de nuestro país”, agregó.

Derechos Reservados © La Capital 2019