Innovan método de diagnóstico de disfunción cráneo mandibular

El bruxismo afecta al 15% de la población en forma consistente, pero siete de cada 10 personas lo han experimentado

2019-06-12

Agencia ID

BRUXISMO.jpg

AGUASCALIENTES, AGS.- Una alumna de ingeniería biomédica de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) desarrolla una herramienta digital para el proceso diagnóstico de disfunción cráneo mandibular que reduce el margen de error ante los métodos tradicionales.

Cynthia Lorea Muñoz encabeza el proyecto y al respecto señala que los métodos con los que actualmente los especialistas de la salud bucodental obtienen la valoración médica no han recibido actualización en tiempos recientes.

Para la medición de longitudes se apoyan en herramientas tradicionales, con las que se evalúan distancias entre diferentes puntos del rostro en varias posiciones, lo cual deja un margen de error considerable.

Es por ello que propone modernizar dicho proceso mediante la utilización de una interfaz digital desarrollada en la misma Universidad, la cual envía imágenes en tiempo real a una computadora a partir de cuatro marcadores ubicados en puntos estratégicos del rostro.

Las mediciones recabadas sirven para nutrir una base de datos de mediciones necesarias para el diagnóstico y son analizadas para discriminar los datos relevantes para determinar la disfunción cráneo mandibular, de tal forma que el proceso es más eficiente y accesible para estomatólogos y especialistas maxilofaciales.

El novedoso procedimiento es el trabajo que presenta la alumna de octavo semestre del campus Sur de la UAA como parte de los requisitos para obtener su título profesional.

Cabe destacar que uno de los problemas más comunes relacionados a la disfunción cráneo mandibular es el bruxismo. Se trata de una alteración biomecánica localizada en la articulación témporo mandibular y que produce apretón de dientes superiores contra los inferiores a modo de compresión.

Se presenta con más frecuencia durante la noche y puede ser lo suficientemente intenso como para producir trastornos de la mandíbula, dolores de cabeza y oídos, daño en los dientes y en el cuello.

De acuerdo a los especialistas, el bruxismo afecta al 15 por ciento de la población en forma consistente, pero siete de cada 10 personas lo han experimentado en algún momento de su vida, especialmente cuando están bajo tensión emocional.

Derechos Reservados © La Capital 2019