Estamos en la Final por méritos propios: Gerardo Martino

"Es una final pareja, con posibilidades para los dos lados, me imagino un partido de mucho más protagonismo compartido", opina 

2019-07-07

AGENCIAS

martino gerardo.jpg

La Selección Nacional de México comandada por Gerardo Martino cerró su preparación de cara a la final de la competencia del día de hoy ante los Estados Unidos y lo hizo con un entrenamiento en el Soldier Field, sede del cotejo de este domingo.

Los seleccionados mexicanos entrenaron por espacio de 60 minutos sobre la grama del mítico inmueble, ante la presencia de los medios de comunicación que tuvieron acceso los primeros 15 minutos de la práctica.

Previo a la práctica, Gerardo Martino habló en conferencia de prensa, en donde se tocaron temas como el rival, el juego de mañana y lo que viene con la escuadra que dirige.

Lo primero que mencionó es la manera en la que visualiza el duelo ante los estadounidenses: 

"Es una final pareja, con posibilidades para los dos lados, me imagino un partido de mucho más protagonismo compartido, Estados Unidos propone un fútbol de ataque, de tenencia, de protagonismo e indudablemente nos vamos a tener que enfrentar a un juego distinto de los que hemos jugado hasta ahora".

Más allá del rival al que se medirá México, el estratega se mostró consciente de lo que significa México en esta competencia: 

"El protagonismo nuestro y el lugar en el que se encuentra México, respecto a esta competencia, no cambia, más allá de la importancia del rival de mañana, con lo cual seguimos asumiendo lo que nos toca, creo que ya de por sí es un mérito del equipo haber accedido a la final y ahora aspiramos a conseguirla, solamente que del otro lado hay otra selección, que junto con México, partía como favorita para llegar a la final y también esta, así que ahora las dos tenemos el derecho de sentirnos con esa sensación  de que tenemos que ganarla".

También habló un poco del entrenador de los Estados Unidos, Gregg Berhalter:

"Primero, tengo un gran respeto por la persona y por el entrenador, creo que es de los mejores entrenadores que me ha tocado enfrentar en la MLS y evidentemente el fútbol que él práctica necesita de tiempo y es lo que tuvo en los partidos amistosos, me parece que esa puesta a punto y ese conocimiento de lo que el entrenador quiere, de parte de sus jugadores, se empieza a ver ahora en la Copa Oro con los partidos que ya han pasado e incluso con el correr del tiempo todavía lo van a hacer mejor, no es fácil la forma que propone Gregg que jueguen sus equipos que apenas en un puñado de partidos se pueda ver en su total dimensión.

"En realidad lo que creo es que Estados Unidos esáa en muy buenas manos y mañana no hay ninguna lección de ningún tipo, somos dos entrenadores que nos toca que sus equipos se enfrenten, uno saldrá contento y otro triste".

No dudo en destacar lo bien que lo han hecho los futbolistas jóvenes mexicanos que participan por primera ocasión en la selección y en un torneo como la Copa Oro:

"Sobre todo aquellos muchachos que están haciendo sus primeros partidos en Selección Mayor, han estado a la altura de lo que es el torneo, evidentemente no es fácil encontrarse con una primera vez en plena Copa Oro, es cierto que el nombre de Uriel es el que más fácil nos sale porque fue el último que llegó, pero también es cierto que Alvarado, Carlos Rodríguez son futbolistas muy jóvenes, que han tenido bastante continuidad y que creo que les va a servir mucho para el futuro. También nosotros creemos que en un torneo como la Copa Oro, tratando de afianzar una idea, de tener jugadores jóvenes, dispuestos para el día de mañana recurrir a ellos en la Selección Mayor y también estamos acá para ganarla, los objetivos son varios y no todos se reducen a lo que pueda pasar mañana al final del partido".

Fue claro en señalar qué es lo que ha perdido el equipo mexicano y si ha tenido retroceso alguno en sus actuaciones:

"Nosotros a lo largo de la copa no hemos tenido ningún retroceso respecto a la idea, lo que hemos tenido, por ejemplo, en el partido pasado es que no estuvo en discusión ni la idea ni el triunfo, hemos tenido un juego con una marcha menos, el equipo después de los primeros 20 minutos se sentía pastoso, no se sentía lúcido, le faltaba esa marcha que te hace sacar los metros necesarios en el final para poder hacer los goles. También lo que hemos perdido a lo largo de la competencia ha sido la eficacia, somos un equipo que proponemos mucho ataque, que creamos bastantes situaciones de gol pero hemos perdido eficacia y creo que un equipo que intenta protagonizar y que genera muchas situaciones de gol, el tener una cantidad de goles acorde las opciones generadas es importante, lo hemos perdido y son situaciones que esperemos vuelvan a aparecer en el partido de mañana".

Gerardo Martino sabe de la importancia de perder y la obligación que existe de ganar, sin descuidar el principal objetivo del conjunto que dirige:

"Cualquier situación de que uno pierda, lo que sucede en el entorno es lo que tiene que suceder, no pasa nada, por eso habló de los diferentes objetivos, uno de ellos es indudablemente ganar, porque para eso estamos, pero también con cinco o seis meses que llevamos al frente de la selección hay otros objetivos secundarios que no se pueden perder de vista porque se trata de un proceso de cuatro años, hay que trabajar con la mirada cercana pero también con la lejana.

"La obligación no cambia, lo que hablábamos, lo veía estando desde afuera, he visto muchas veces Copa Oro y siempre supe de un México obligado, esa responsabilidad nunca la ocultamos, llegamos acá y la seguimos sosteniendo, estamos en la final y lo seguimos haciendo, creo que también hay que mirar todo el contexto, más allá que sería una gran desilusión no ganar la copa, tenemos que seguir adelante, mejorando, porque a lo mejor el objetivo más importante si esta un poco más a largo plazo".

El entrenador nacional sabe que no hay pretextos ni excusas este domingo:

"Jugamos una final, la hora más que jugamos, respecto a Estados Unidos, es responsabilidad nuestra, si hubiéramos terminado los juegos en otro momento seguramente no hubiéramos jugado tanto tiempo de más, los 3000 kilómetros más de vuelo no dependía de nosotros pero los teníamos que hacer, también sabemos que México junta mucha gente en cualquier lugar de los Estados Unidos en donde juegue y es una tentación distribuirlo por todo el país, hemos tenido la oportunidad de conocer bastante este país en todo este torneo y después no hay excusas, tenemos que salir a ganar olvidándonos de todo, porque son 90 o 120 minutos más de una final".

Fue claro al mencionar que mañana lo primordial será no perder la manera ni el estilo de juego de su escuadra:

"Algunas me ha tocado ganar, muchas me ha tocado perder, por ahí leí un artículo que será mi cuarta final internacional, las otras tres me ha tocado perder, esperemos que ahora suceda lo mismo que sucedió el año pasado, en donde en un plano más local, en la liga de los Estados Unidos me ha tocado ganarla pero no sé si hay que tener tanto conocimiento de como ganar una final, lo que si creo es que los equipos que se separan de su forma de jugar conforme avanza la competencia y se acercan los partidos importantes son los que menos oportunidad tienen de ganar, así que mañana trataremos de ser fieles a nuestra idea de juego".

Sobre su trabajó en la parte de la contundencia en estos últimos días, respondió:

"En campo realmente no demasiado, porque el interés mayor nuestro ha sido recuperar a los jugadores de un esfuerzo tan grande como el del otro día, de dos partidos sucesivos. Respecto a lo que malogramos, revisando a través de las jugadas que se sucedieron, las diferentes formas que fueron pasando posibilidades de gol y las hemos perdido, así que seguramente de eso hemos hablado mucho, son días que hemos hablado más y visto más videos, que lo trabajado en el campo".

Y negó rotundamente que este tipo de partidos los disfrute:

"Sinceramente yo disfrutar estando acá no, difícilmente lo haga, tengo la satisfacción de estar al frente de una selección que esta en una final internacional pero difícilmente sea un partido que logre disfrutar en la previa y durante el juego".

En otro orden de ideas, también se dio tiempo de dar su punto de vista sobre uno de los jugadores más importantes del rival, Christian Pulisic:

"Pulisic es una de las grandes apariciones en el fútbol mundial en esta última época, es uno de los jugadores más desequilibrantes que he visto en los últimos tiempos y lo que creo es que si nosotros no tenemos una atención especial sobre él, sobre todo cuando estemos nosotros en ataque la vamos a pasar mal, es un jugador al que hay que prestarle atención porque por si solo puede definir un partido".

En relación a lo que verá el día de mañana y si será más cómodo para el equipo mexicano jugar contra una escuadra que propone, resaltó:

"A veces son mucho más cómodos los partidos con espacios abiertos, también es cierto que los rivales que se meten demasiado atrás te atacan cuatro veces por partido y son las que tenemos que solucionar, un rival como Estados Unidos nos va a proponer un trabajo defensivo de mucho más tiempo".

En referencia a qué es lo que le ha dejado la copa, más allá de que pudiera ser el campeonato, sentenció:

"Individualidades seguro, jugadores que potencian más a la selección de México que hasta hace poco tiempo no eran futbolistas que estaban vinculados a la selección, no tengo ningún tipo de duda y, evidentemente, en este inicio de trabajo mío saber a qué va a jugar la selección, lo hemos llevado adelante en los partidos de preparación pero también es cierto que hay una situación interesante de ver, si nosotros éramos capaz de sostener la idea en los partidos en donde si perdías te quedabas afuera, en ese sentido el equipo respondió, sobre todo en el partido contra Costa Rica, llevar adelante la idea fue todo un desafío para mi equipo y lo hizo muy bien, creo que en esos puntos encuentro lo más sobresaliente de la selección en esta competencia".

Cuando fue cuestionado sobre los jugadores mexicanos que se desempeñan en la zona ofensiva y no están participando con México, respondió:

"Primero creo que atender a que extrañemos a esos futbolistas de ofensiva sería solamente una mirada parcial, porque hasta el juego contra Martinica no hemos extrañado la parte ofensiva del equipo, esto se ha presentado en los últimos dos juegos. Después, yo como entrenador de selección no tengo que forzar nada, entendemos que los futbolistas son citados y después ellos deciden si venir o no, así que el futuro dirá como seguimos con aquellos futbolistas que no han venido y que tienen la posibilidad en el futuro de poder estar".

No entró en polémicas y respondió tajantemente si para él fue penal en el partido ante Haití o no:

"Seguramente si hubiera habido VAR hubieran dado penal para México sin lugar a dudas, para mi fue muy claro lo que sucedió en esa jugada, es cierto que después en el análisis de un México vs. Haití, un uno a cero en donde normalmente se especula que las diferencias entre los dos equipos son mayores, un gol de penal tiene poco sabor, no se termina de analizar en profundidad lo que pasó en el partido, no hay ninguna duda de que el triunfo de México fue justo, en absoluto fue nuestra mejor actuación, no hemos llegado a la final de casualidad, estamos acá por méritos propios, no hemos ganado todos los partidos pero hemos tenido la victoria en 4 y empatado 1, así que no hemos pasado por casualidad, lo que hemos hecho es que hemos sido dueños de cada partido".

Finalizó siendo claro, para ganar hay que implementar nuestra forma de jugar:

"Para mí no es un dato menor que el equipo tenga temple para sostener una idea, más allá de que estemos jugando una final, más allá de las circunstancias que se dan en una final, hay que sostener la idea más allá de las circunstancias que presente el juego y eso es algo muy importante, nosotros tendremos menos posibilidades de ganar si no implementamos nuestra forma de jugar en el partido de mañana", concluyó Gerardo Martino.

Derechos Reservados © La Capital 2019