¿Mascota sin enfermedades? Límpiale los dientes

Las bacterias que se encuentran en las piezas dentales producen gases que ocasionan mal olor e incluso pueden entrar en el organismo y ocasionar lesiones en órganos como los pulmones, corazón, hígado y riñones, con graves consecuencias

2019-07-12

Michel Alejandra Olguín Lacunza / UNAM Global

perro-2-770x470.jpg

CIUDAD DE MEXICO.- Aunque parezca increíble, uno de los problemas más comunes en perros y gatos no se asocian a problemas de vomito, diarrea, parásitos, traumatismos, peleas o golpes, sino a enfermedades asociadas por una falta de cuidado dental, dijo en entrevista Fausto Reyes Delgado, director médico del Hospital Veterinario UNAM-Banfield. 

De hecho, del 85 al 90 por ciento de los perros y gatos mayores de dos años, tienen un grado de enfermedad dental, que es la número uno en las mascotas, añadió el especialista.

¿Qué sucede? Rara vez los dueños toman en cuenta la higiene bucal de sus felinos o canes, pero tanto los humanos como los animales producen una capa sobre los dientes conocida como dentobacteriana, que está compuesta por saliva, restos de células de las encías y restos de comida.

Consecuencias
El ser humano tiene la opción de lavarse con dentífrico y un cepillo especial después de comer, pero los animales de compañía no pueden hacerlo.

Si esta placa no se limpia, con el tiempo se formará un gel y después una pasta sólida conocida como sarro o placa dental que crece hasta cubrir por completo las piezas dentales.

El problema no sólo es estético, destacó el veterinario, sino que con la formación dentobacteriana se inflama la base de los dientes en el tejido que los soporta y surge una ontitis, también llamada enfermedad perodontal. Este padecimiento logra que se pierdan los tejidos del soporte del diente y a su vez se caigan.

Además, las bacterias que se encuentran en la zona afectada producen gases que ocasionan mal olor e incluso pueden entrar en el organismo y ocasionar lesiones en órganos algunos como los pulmones, corazón, hígado y riñones, con graves consecuencias.

Recomendaciones
Reyes Delgado recomienda que al adoptar un cachorro ya sea de perros o gatos, el dueño lo acostumbre a tocarle los dientes para que no se sienta agredido cuando le laven la dentadura.

Así, cuando el médico veterinario revise a la mascota, ésta entienda que no se trata de una agresión. Además, el dueño podrá usar diferentes mecanismos de limpieza como son toallas dentales, cepillo dental especial para el can o el felino y hasta un dedal especial para esos casos. Con esto se mantendrá en buenas condiciones las piezas dentales.

De acuerdo con el especialista, se deben lavar los dientes del canino o felino una vez al día, de preferencia por las noches o al terminar de comer.

Igualmente, debe usarse una pasta dental creada específicamente para mascotas, porque la que usan los humanos tiene una gran cantidad de flúor y los animales se lo tragan y les causa gastritis.

Usar las toallas dentales es muy fácil, sólo se pasa por el área a limpiar y se deja el antiséptico y con esto se controlan las bacterias y se elimina la placa dentobacteriana y así se limita el crecimiento del sarro.

Otro mecanismo son las carnazas, al friccionar con los dientes, la mascota se limpia las piezas dentales. No obstante, algunos dueños les dan huesos de res a sus mascotas y esto no es recomendable, porque se los tragan o se astillan y se lastiman. 

Además de beneficiar la salud de la mascota, el dueño también se ahorra dinero de su bolsillo, porque no tendrá que llevar a su animal de compañía a que lo atiendan cuando ya tenga lo dientes dañados.

El veterinario
Cuando el perro o el gato tiene dañadas las piezas dentales, el veterinario debe limpiarlos en un procedimiento más complicado y costoso. El procedimiento se realiza con un aparato llamado escareador ultrasónico y se duerme al animal para que no se sienta agredido.

“Es peligroso hacerlo con el animal despierto, porque se puede sentir agredido, morder al veterinario y dañar el equipo o incluso tragárselo”. Por tal motivo, es mejor atender a la mascota desde pequeña y limpiarle los dientes constantemente, concluyó Fausto Reyes.

Derechos Reservados © La Capital 2019