Dapp, la fintech que busca digitalizar los pagos electrónicos en México

Con este tipo de tecnología el usuario no pone en riesgo sus datos y puede pagar con su Wallet o aplicación de confianza

2019-07-12

Agencias

Antonio pelaez 3.jpg

La tecnología cada vez está más presente en nuestro día a día, por lo que gobiernos como el mexicano están creando mecanismos para reducir el uso de efectivo como medio de pago. Ante esto, la empresa mexicana, Dapp, busca convertirse en la opción que permite a los comercios hacer cobros por terminal, wallets o QR.

Esta forma de pago tiene como principal aliado a los dispositivos móviles conectados a internet. Tan sólo en México, más de 65 millones de personas cuenta con un teléfono inteligente, de los que más del 92% de estos usuarios se conectan a la web desde sus smartphones, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con Antonio Peláez, fundador de Dapp, las ventajas de utilizar este tipo de tecnología es que el usuario no pone en riesgo sus datos y puede pagar con su Wallet o aplicación de confianza.

“Disminuimos el riesgo de usar una tarjeta, disminuimos el contracargo y le damos al comercio una forma mucho más sencilla de cobrar. Más tecnológica y con más análisis”, detalla Peláez.

Cómo funciona

Dapp es un sistema inter-opera que pone de acuerdo y realiza la transacción entre el comercio y el Wallet; es decir, los comercios generan un código QR con el que los consumidores pueden pagar a través de su aplicación (Wallet) favorita. Por lo que el usuario final no tiene que descargar ninguna aplicación extra y sólo se concentran en pagar.

La plataforma brinda a los comercios diferentes opciones para mostrar el código QR, como una aplicación llamada Terminal Dapp, un browser o navegador, un código impreso, integración con terminales punto de venta (Pax), así como la posibilidad de poner un botón de pago (similar al que existe de PayPal) en los ecommerce.

¿Qué hay con CoDi?

Para el fundador de Dapp, la plataforma de pagos electrónicos electrónicos desarrollada por el Banco de México, CoDi (la cual posibilitará la realización de operaciones con el fin de disminuir el uso del efectivo en el país), es un aliado fundamental para brindarle a sus usuarios mayores opciones para realizar pagos.

Entre las ventajas de Dapp, señala, es que no deja de lado plataformas de pago como PayPal, Mercadopago, tarjetas de crédito/débito, entre otros, así como la compensación de saldos de Wallet, con la que los comercios podrán recibir saldos como medio de pago de Wallets, aunque éstas no las acepte su sistema; es decir, un usuario que tiene saldo en su Wallet o App de ecommerce podrá pagar por medio de Dapp, aunque el comercio no reciba pagos de ése ecommerce.

“Como usuario no tienes que hacer nada; Dapp ya lo hizo. Se unió con todos los Wallets. Es como si se pagara con tarjeta, nada más que lo haces directamente con las aplicaciones que ya usas”, señala Peláez.

Futuro y financiación

Hasta el momento, la empresa ha tenido una ronda de inversión FFF’s por 400 mil dólares y acaban de abrir una ronda A por 2.5 millones de dólares, de la cual Latinia, empresa española de software para entidades financieras, cuyo fondo corporativo está realizando importantes inversiones en Latinoamérica en el área Fintech, ya ha confirmado su participación, además se encuentran en negociación con otros fondos.

“Dapp representa para Latinia innovación, así como un desafío y una oportunidad para extender y democratizar los medios de pagos en la región. Creemos que tanto la tecnología como el equipo al frente son el ‘match’ perfecto para desempeñar esta ambiciosa a la vez que disruptiva aventura”, señala Oriol Ros, responsable de Latinia, fondo inversor en Dapp.  

La compañía, que fue fundada en 2017 por Jorge Alfaro, Sergio Blando y Antonio Peláez, ha logrado establecer alianzas con los principales bancos del país, así como con Wallets y comercios. Respecto a sus metas, el objetivo en común con sus aliados de la banca es llegar a 50 mil comercios en los próximos 8 meses y después tener un crecimiento de 200% para el siguiente año. 

Derechos Reservados © La Capital 2019