El 93 % de las transacciones móviles bloqueadas por fraudulentas, en 2019

Según informe, 32% de las aplicaciones más maliciosas todavía están disponibles en Google Play

2020-02-02

AGENCIAS

LN_report_2019_post_by_upstream_4.jpg

LONDRES.-(BUSINESS WIRE).- En 2019 se bloqueó el 93% del total de las transacciones móviles en 20 países por ser fraudulentas según un informe sobre el estado del malware y el fraude de publicidad móvil publicado hoy por la empresa de tecnología móvil UpstreamLos datos de “Invisible Digital Threat” (Amenaza digital invisible) se recogieron de las plataformas antifraude completas Secure-D de Upstream que detectan y bloquean las transacciones móviles fraudulentas que, en gran medida, provienen de malware de publicidad fraudulenta. A fines de 2019, la plataforma cubrió a 31 operadores móviles en 20 países.

En los mercados investigados, la plataforma de seguridad de Upstream procesó 1,71 mil millones de transacciones móviles y bloqueó 1,6 mil millones por ser fraudulentas, lo que representa un impactante 93 % de las transacciones totales. Se estima que, en caso de que no se hubiese analizado dichas transacciones, los usuarios deberían haber abonado U$S2,1 mil millones en concepto de cargos no deseados. Respecto de la industria en su totalidad, las pérdidas por publicidad en línea, móviles y en aplicaciones ascendieron a U$S42 mil millones en 2019 y se estima que ascenderán hasta U$S100 mil millones hacia 20231.

La cantidad de aplicaciones maliciosas descubiertas por Secure-D en 2019 ascendió a 98 000, lo que representa una suba en comparación con las 63 000 de 2018. Estas 98 000 aplicaciones maliciosas habían infectado a 43 millones de dispositivos Android.

Los dispositivos Android en la actualidad representan un promedio de entre 75 y 85 % de todas las ventas de smartphones a nivel mundial.2 Android es, por lejos, el sistema operativo (SO) móvil más dominante. A su vez, es el más vulnerable debido a su naturaleza abierta, lo que lo convierte en el lugar ideal para los estafadores.

Asimismo, tal como se indica en el informe de Secure-D, se recomienda que los consumidores siempre descarguen aplicaciones móviles únicamente desde la tienda oficial de Google, Google Play. Gracias a su escala y configuración, las aplicaciones fraudulentas todavía perecen ante sus defensas. De las 100 aplicaciones maliciosas más activas que se bloquearon en 2019, el 32 % todavía está disponible para ser descargado en Google Play. Además, el 19 % de las aplicaciones más maliciosas estuvo previamente en Google Play aunque ha sido eliminado desde entonces, mientras el 49 % restante está disponible a través de tiendas de aplicaciones de terceros.

Parece que los estafadores apuntan más a algunas categorías de aplicaciones que a otras. Lo más irónico es que las aplicaciones creadas para que los dispositivos funcionen mejor o facilitar la vida diaria son las más propensas a ser perjudiciales, ya que el 22,32 % de las aplicaciones maliciosas de 2019 se clasifican dentro de la categoría herramientas/ personalización/ productividad3 a nivel global. El otro blanco más popular de los delincuentes cibernéticos son los juegos (18,97 %) y entretenimiento/ compras (15,76 %).

En apenas pocos meses de 2019, Secure-D reportó la sospechosa actividad en segundo plano de cinco aplicaciones para Android muy populares: 4shared, la popular aplicación para compartir archivos; Vidmate, aplicación para descargar videos; Weather Forecast, una aplicación preinstalada en dispositivos de Alcatel; Snaptube, otra aplicación de audio y video y ai.type, una aplicación de teclado en pantalla. Estas aplicaciones, que se descargaron aproximadamente 700 millones de veces, en algún momento estuvieron disponibles en Google Play. Solo en estos cinco casos, Secure-D detectó y bloqueó a 353 millones de transacciones móviles sospechosas, de ese modo evitó U$S430 millones en concepto de cargos fraudulentos.

Dimitris Maniatis, director ejecutivo de Upstream, comentó: "La publicidad móvil fraudulenta es una actividad delictiva a escala masiva. Si bien pareciera que solo apunta a los anunciantes, afecta en gran medida a todo el ecosistema móvil. Lo más importante es que perjudica a los consumidores ya que consume el límite disponible de datos, lo que genera cargos no deseados y afecta el rendimiento de sus dispositivos, e incluso daña y recolecta sus datos personales. Es mucho más que una mera amenaza invisible, es una epidemia que requiere una mayor seguridad móvil que debe ser considerada una prioridad urgente por la industria. Si no se las controla, las publicidades fraudulentas aniquilarán a la publicidad móvil, menoscabarán la confianza en los operadores y generarán tarifas más altas a los usuarios".

Los efectos perjudiciales de las publicidades móviles fraudulentas son mayores en los mercados emergentes donde los costos de datos son mucho más elevados. Tal como lo reflejan los datos presentados de cinco de dichos mercados, incluidos Brasil y Sudáfrica, los índices de fraude en la mayoría de los casos superan la barrera del 90 %. Tal como lo destaca el informe de Upstream, los consumidores en los mercados emergentes son más vulnerables al fraude digital; no son conscientes de los riesgos ya que suelen conectarse a Internet por primera vez a través de sus dispositivos móviles y el agotamiento de los datos causado por el malware los afecta mucho más debido al alto costo de los datos en sus país. En África, 1 GB de datos cuesta a los abonados a telefonía móvil prepaga el equivalente a 16 horas de trabajo con un salario mínimo.

Descargue el informe completo para conocer en profundidad el estado y el funcionamiento de las publicidades móviles fraudulentas incluida información sobre cinco mercados emergentes: Brasil, Egipto, Indonesia, Sudáfrica y Etiopía. A modo de comparación, el informe también yuxtapone instantáneas del estado del malware en el Reino Unido y Estados Unidos.

Derechos Reservados © La Capital 2020