Frontera norte de México requiere prepararse para el inicio del T-MEC

Nuevo tratado significa un gran reto para industrias como la automotriz y electrónica, considera Concanaco

2020-06-18

REDACCIÓN / LA CAPITAL

FRONTERA NORTE CHIHUAHUA.jpg

Ciudad de México, a 18 de junio de 2020.- En el último semestre de 2020, la frontera norte de México enfrentará tres retos principales: La reactivación económica por Covid-19, el inicio del TMEC y la atracción de inversiones, a fin de colocarse con una región competitiva para la instalación de nuevas industrias y aumentar la productividad nacional.

Para atender temas relevantes que impactan el desarrollo económico de la frontera norte, presidentes de las Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo de Chihuahua, Coahuila, Durango, Tamaulipas y Monterrey participaron en una reunión regional en formato de videoconferencia organizado por la Concanaco Servytur, en donde expusieron la situación actual de cada entidad de la zona.

El preside de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, José Manuel López Campos, consideró que México tiene como grandes desafíos contar con una política de desarrollo industrial, de productividad, innovación y tecnología, para garantizar el desarrollo de las empresas nacionales y extranjeras, y que sean competitivas a nivel global.

Sostuvo que para el segundo semestre del año cada una de las regiones del país tendrá que replantear sus acciones y trazar nuevos objetivos para seguir en la ruta del crecimiento y desarrollo, debido a la crisis económica ocasionada por la pandemia del Covid-19.

La frontera norte, aseguró, tiene una posición geográfica privilegiada por su cercanía con Estados Unidos, factor atractivo para la instalación de nuevas industrias extranjeras que buscan llegar al mercado norteamericano, para aprovechar las ventajas del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC).

El T-MEC, puntualizó, abre una posibilidad para la diversificación de la producción en México, lo que ayudaría a generar más fuentes de empleos para el talento mexicano, y con ello evitar la migración de profesionistas al extranjero, así como cubrir la demanda de más de un millón 300 mil jóvenes que anualmente se integran a la Población Económicamente Activa (PEA).

Además, de buscar recuperar entre 1.5 a 2 millones de empleos formales que se perderán por la pandemia del Coronavirus en el país, con la llegada de inversión nacional y extranjera de industrias y empresas que pretenden instalarse para poder entrar al mercado más grande del mundo, el norteamericano, refirió.

José Manuel López, expuso que este tratado comercial ofrece la oportunidad para la modernización en muchas áreas significativas para el país, ser más competitivos, y contar con mejores condiciones laborales para los mexicanos, incluso similares a las de Estados Unidos.

Advirtió que las micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas de los sectores comercios y servicios si buscan sobrevivir tendrán que digitalizarse para entrar a competir en el comercio electrónico, que les permitirá llegar a los mercados de Estados Unidos y Canadá, como proveedoras de firmas transnacionales.

El T-MEC significa un gran reto para industrias del país, como la automotriz y la electrónica, que darán la posibilidad de incrementar las cadenas productivas con valor agregado y mejores condiciones laborales.

El dirigente empresarial puntualizó que en el caso de las energías renovables México tiene que redireccionar las estrategias, planes y programas para lograr un adecuado abastecimiento de energía que permita el desarrollo económico y sostenible en el largo plazo y garantice el cuidado del medio ambiente. 

Las acciones en materia energética, señaló, deben dirigirse a la atención de los problemas actuales que afectan el crecimiento del sector, mediante nuevos modelos que ayuden a transformar al país.

Anotó que México necesita crear oportunidades y plantear acciones para alcanzar las metas en materia energética señaladas en el Plan Nacional de Desarrollo 2019- 2024, por lo que es preciso invertir en ese sector y lograr la transformación que lleve al país a la eficacia en ese rubro.

 “También, se debe permitir que las actividades productivas continúen con su aportación a la economía nacional y tengan un mejor desenvolvimiento a través del uso de recursos energéticos provenientes de fuentes renovables”, subrayó el líder de la Concanaco.

Derechos Reservados © La Capital 2020