Save The Children llama a proteger a niños durante sus primeros mil días

Solo tres de cada 10 bebés mexicanos reciben lactancia materna exclusiva por seis meses; 47% carece de una dieta mínima aceptable

2020-07-28

PORTER NOVELLI

Save The Children.jpg

Ciudad de México, 28 de julio del 2020.- Previo a la realización de la Semana Mundial de la Lactancia Materna que se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto, cuya edición 2020 se centra en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente, el cambio climático y la necesidad urgente de proteger, promover y apoyar la lactancia materna para la salud de las personas y del planeta, Save the Children hace un llamado para fortalecer acciones que protejan a niñas y niños durante los Primeros Mil Días.

#LosPrimerosMilDías son el periodo de vida que cubre desde el embarazo hasta los dos años, y es una etapa clave para el crecimiento y desarrollo de las y los bebés debido a que ocurren los mayores cambios a nivel cerebral, físico, social y emocional. No obstante, México enfrenta serios retos para resolver que niñas y niños tengan este buen inicio, entre ellos:

  • El 47% de niñas y niños de 0 a 2 años no recibe una dieta mínima aceptable que contenga los nutrimientos necesarios para su desarrollo
  • 2 de cada 10 mujeres embarazadas presentan anemia por deficiencia de hierro. Esto puede generar consecuencias que impacten negativamente a la madre y al bebé
  • Solo 3 de cada 10 bebés reciben lactancia materna de forma exclusiva por seis meses. Se ha comprobado que la leche es un súper alimento y la primera vacuna natural que protege a las y los bebés contra enfermedades respiratorias y gastrointestinales
  • El 48.3% de niñas y niños entre 0 y 1 año no tiene completo el esquema de vacunación. Los rebrotes de enfermedades que ya estaban controladas, como el sarampión, ponen en riesgo la vida de las y los bebés
  • Menos del 15% de las niñas y niños entre 0 y 3 años tienen acceso a educación inicial. La educación inicial significa cuidados y atención profesional para impulsar el aprendizaje que necesitan para alcanzar los hitos de crecimiento adecuados para su edad
  • El 23% de niños y niñas de 4 meses a 4 años presentan dificultades en el desarrollo en al menos alguno de los ámbitos: físico y motor, socioemocional, cognitivo y del lenguaje
  • El 55.6% de niños y niñas de 1 a 2 años experimentan algún método violento de disciplina en el hogar. La violencia en el hogar puede afectar capacidades en el aprendizaje y generar baja autoestima, ansiedad y depresión.

Nancy Ramírez, directora de Incidencia Política de Save the Children, afirmó: “Las niñas y niños tienen derecho a recibir cuidado, afecto, educación y una buena alimentación durante #LosPrimerosMilDías de vida, los más importantes para desarrollarse y alcanzar su potencial en el futuro. Si bien el país enfrenta retos para garantizar el mejor inicio en niñas y niños menores de dos años de edad, estos podrían agravarse debido a las consecuencias colaterales provocadas por el COVID-19. Estamos preocupadas por posibles reducciones en esquemas de vacunación de bebés, ya que las familias pueden no asistir a los controles de salud por temor a contagios del COVID-19 en clínicas. Por otra parte, nos alarman los impactos en la alimentación de niñas y niños y mujeres embarazadas debido a las afectaciones económicas en las familias, así como el incremento de mortalidad materna de mujeres que han contraído el COVID-19.

En México se implementan diferentes programas públicos dirigidos a atender este importante periodo, así como a toda la primera infancia (0 a 6 años de edad), a pesar de que en noviembre del año pasado se aprobó la Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia, ésta corre riesgo de no ser implementada adecuadamente debido a la falta de soporte político y de una correcta asignación presupuestal. “En Save the Children trabajamos y exhortamos a los gobiernos, sociedad civil, sector privado, familias y comunidades a emprender esfuerzos bajo un enfoque integral que cubra las necesidades de crecimiento y atienda las carencias y desigualdades a las que se enfrenta este grupo de la población en materia de salud, nutrición, seguridad y protección, así como educación inicial que son nuestros pilares rectores. Frente al COVID-19 es necesario reforzar estas acciones para proteger a la niñez desde el inicio”, continuó. 

FOTO:@elhaze

Derechos Reservados © La Capital 2020