Ellos son los abogados tras las grandes inversiones en startups en México

El COVID-19 modifica la forma de operar de muchas empresas y en este contexto las startups se colocan a la cabeza de las industrias digitales

2020-09-03

tundra.mx

BlackBox.jpg

Las startups llegaron a México desde hace varios años y rápidamente comenzaron a sobresalir en el ámbito empresarial, no sólo por su innovador modelo de negocios, sino porque también proponían una transformación en el día a día de los mexicanos; sin embargo, conforme esta industria crecía se iba enfrentando a un problema cada vez mayor: la asesoría legal, ya que casi era nula su existencia.

Esto motivó a que en el año 2014, los abogados Carlos Aguerrebere y Víctor Aguirre López fundaran el primer despacho especializado en startups del país, BlackBox Startup Law.  Ambos vieron el gran potencial de estas empresas y detectaron que para los grandes despachos era muy difícil comprender el modelo novedoso de negocio planteado por las startups, así como la importancia de adaptar el marco legal a las necesidades del proyecto y no dejar que la regulación frene la innovación. 

En ese año “vi que muchos emprendedores no encontraban cómo atender correctamente sus problemas e inquietudes legales, por ello decidí que la filosofía de BlackBox tenía que ser quitarle a las startups y sus fundadores toda la carga legal de sus hombros, para que se enfoquen al 100% en lanzar sus proyectos, adquirir usuarios, contratar talento y levantar capital.  Los emprendedores no deben perder su tiempo haciendo planeación legal, deben recibir una asesoría completa que los proteja y permita crecer”, refiere Victor Aguirre, socio y cofundador del despacho.

La amplia trayectoria de Victor y Carlos asesorando clientes corporativos cuando trabajaban en renombrados despachos, ya sea negociando contratos o litigando en tribunales, les permitió aplicar estos conocimientos a las necesidades de las startups, y crear un concepto de asesoría especializada en innovación y tecnología que no existía en el país.

Para ellos “el Derecho suele ser cuadrado y los despachos tienden a realizar una interpretación tradicional de éste, mientras que una startup necesita hacer uso de herramientas legales novedosas, como el Análisis Económico del Derecho, para diseñar la estrategia jurídica que más la proteja y promueva su crecimiento”.

Los abogados refieren que debido a que esta industria se encuentra en constante crecimiento -con un valor de 3 mil millones de dólares en 2019, lo que significó un aumento del 20% en los últimos dos años, según el 2019 Global Startup Ecosystem Report-, el marco legal que las regula se va quedando rápidamente rezagado, y muchos asesores que no están actualizados proponen soluciones que un negocio digital no puede implementar.

Por su parte, el litigante Carlos Aguerrebere, también socio y cofundador de BlackBox, afirma que fue gracias a que empresas financiadas -como Cabify- por fondos de capital de riesgo (Venture Capital) contrataron sus servicios, BlackBox se abrió camino en el mundo de las startups y hoy en día cuenta entre sus clientes a importantes nombres como Doctoralia, Easy Taxi, Jüsto, Oyster, Runa, Eva Tech, Skydrop, Lalamove, entre otras, las cuales obtuvieron montos de financiamiento que van desde los 7 millones de dólares hasta los 477 millones de dólares.

¿Qué hace diferente a BlackBox de otros despachos?

Ser pionero en materia de startups ha hecho de BlackBox un despacho con amplia trayectoria y un profundo conocimiento del emprendimiento en México.

Entre los servicios que esta firma ofrece destacan todo lo relacionado a economía digital y colaborativa, pero además cuentan con un servicio muy robusto de soft landing; es decir son especialistas en traer empresas de otros países e introducirlas en el mercado mexicano, con todo lo que eso implica. “Nos encargamos de amarrar los vínculos jurídicos desde su país de origen para que se constituyan legalmente en México y que cuando el directivo ponga un pie en el país ya tenga todo listo para operar”.

Aguirre agrega que algo que los diferencia “es que nosotros trabajamos de la mano con las empresas. Damos muy buena asesoría y les mostramos a los emprendedores los posibles escenarios para que ellos decidan; es decir, nos adaptamos 100% a sus valores y a su modelo de negocio, somos flexibles”.

La pandemia como impulsor de las Startups

Es un hecho que la pandemia por COVID-19 está modificando la forma de operar de muchas empresas, y en este contexto las startups se colocan a la cabeza de las industrias digitales.

Según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), México ocupa el quinto lugar en el índice Govtech, sólo por detrás de países como España, Portugal, Chile y Brasil. Este indicador mide el grado de madurez de los emprendimientos innovadores -tales como las startups-, así como el valor que aportan a la gestión de los gobierno, y el uso de soluciones digitales para las problemáticas del sector público.

En este contexto comprender perfectamente los riesgos legales y las oportunidades que hay en un entorno digital, es lo que ofrece BlackBox. Por ello se han especializado en ser un experto en el entorno digital.

Derechos Reservados © La Capital 2020