Lo malo no es el plástico, sino lo que hacemos con él después de usarlo

Sabías que el plástico se creó para cubrir la demanda de marfil natural en 1860, lo que significó en su momento una solución para preservar la vida de los elefantes

2020-12-10

PORTER NOVELLI

plastico Recicla.png

Ciudad de México, 10 de diciembre, 2020. Si bien, relacionamos el problema de la contaminación con la creación del plástico, también es importante evaluar ¿qué pasaría si el plástico nunca hubiese existido? 

Claramente tendríamos cualquier otro remplazo que generaría también un impacto ambiental, ya sea deforestación, escasez de agua, etc. Por esta razón, es importante analizar si los beneficios de decir NO al plástico son beneficios ambientales reales y de largo plazo o solo estamos sustituyendo el problema por otros.

De acuerdo con cifras de la ANIPAC (Asociación Nacional de Industrias del Plástico, A.C) México recicla alrededor de 340,000 toneladas de residuos plásticos, lo que representa una tasa de reciclaje anual del 30%, colocando a nuestro país por encima de otros.

El problema de la contaminación del plástico es que solo vemos una mínima arista del problema. Un claro ejemplo son las bolsas de plástico, las cuales se tiene que ocupar solo 7 veces para justificar el impacto ambiental de su fabricación, mientras que una bolsa de tela debe ser usada 327 veces para justificar su fabricación. 

Según el INEGI, la bolsa de plástico es el producto más reutilizado: el 68% de los hogares mexicanos reutilizan las bolsas para separar y disponer correctamente de los residuos.

“El darle uso a los materiales que considerábamos desechos permitirá que sean considerados productos potencialmente ecológicos, esto quiere decir que en lugar de que estén tirados en las calles, les otorguemos una segunda oportunidad para que sigan teniendo utilidad, convirtiéndolos en aliados para mitigar la contaminación” comentó Alejandra Ramos Jaime, Economista Ambiental durante un encuentro virtual que sostuvo con expertos de Carvajal Empaques Región Norte.

“Ningún material es ecológico por el simple hecho de existir, el producto será potencialmente ecológico si se le da el uso correcto, un proceso de reutilización correcto y disponemos de ellos a través de buenos hábitos para reutilizarlos. Es un trabajo de industria y particulares por igual”, reiteró Alejandra Ramos Jaime.

En promedio, una persona genera 1 kg de residuos al día, del cual 80% tienen el potencial de ser reciclados y pueden transformarse en nuevos productos. La mayoría de estos restos suelen ser plástico, metal, vidrio, papel y cartón.

Reciclar en casa preserva los recursos naturales, disminuye la contaminación, ahorra energía y petróleo. 

Hacerlo es muy sencillo, solo debemos seguir los siguientes consejos que comparte Carvajal Empaques: 

1. Separa los residuos reciclables, de los orgánicos, e inorgánicos no reciclables

2. Limpia los residuos reciclables 

3. Déjalos secar

Es importante que seamos responsables con la correcta separación y manejo de residuos para evitar generar problemas medioambientales mayores; aprovechando al máximo su utilidad. Actualmente solo el 5% de los residuos que se recolectan son separados en México.  Por ello, la importancia de separar los desechos para que éstos sean procesados de manera óptima para un nuevo uso.

Derechos Reservados © La Capital 2021