¿Qué habilidades se requieren para gestionar el lugar de trabajo en la ‘nueva normalidad’?

Lo que funcionó en un entorno de oficina y con una economía positiva en 2019, probablemente no funcione en un entorno mayormente remoto

2021-01-07

tundra.mx

trabajo remoto.jpg

El 2020 estuvo marcado por grandes cambios en cuanto gestión y dinámicas de empleo motivadas por el home office. Miles de empresas enviaron a sus empleados a casa y tuvieron que implementar nuevas herramientas digitales para poder operar.

Sin embargo, la incorporación de tecnología no fue lo único que cambió en las organizaciones, sino que sus líderes, trabajadores y áreas de Recursos Humanos (RRHH) tuvieron que capacitarse en nuevas habilidades para hacer frente a los desafíos de la pandemia y a los de la ‘nueva normalidad’.

“En cuanto el home office empezó, las organizaciones capacitaron a su fuerza de trabajo, ya sea para mejorar su conocimiento y habilidades digitales o también para desarrollar habilidades como comunicación, resiliencia, colaboración y creatividad”, señala Andrea Rojas, Head de Recursos Humanos en Runa, plataforma de nómina y gestión de Recursos Humanos.

De acuerdo con el estudio El futuro del trabajo en América Latina, realizado por Runa, a partir de la pandemia se dio un “incremento de habilidades soft dadas las condiciones de la ‘nueva normalidad’. “A medida que nos consolidamos en la nueva normalidad, hay nuevas habilidades que los líderes de Recursos Humanos necesitan desarrollar para gestionar mejor sus equipos. Lo que funcionó en un entorno de oficina y con una economía positiva en 2019, probablemente no funcione en un entorno mayormente remoto que además atraviesa una recesión económica”, señala el documento.

El cambio de contexto también implica un cambio en las habilidades  de los líderes de RRHH, ya que según el estudio de Runa, cerca del 24% de las organizaciones que implementaron home office planean continuar con esta modalidad durante todo 2021 y 72% señalan que tendrán un esquema de trabajo mixto.

“Adaptarse al home office fue un proceso complejo; no obstante, las empresas que continuarán con esta forma de trabajo en la ‘nueva normalidad’ requieren de equipo de RRHH capacitado en nuevas habilidades para lidiar con los retos de un escenario que podría ser igual o más complejo que la pandemia”, afirma Rojas.

De acuerdo con el reporte éstas son las 5 habilidades que se requieren para gestionar el lugar de trabajo en la era post COVID-19:

Innovación. No se trata sólo de innovación tecnológica o de la facilidad para operar e implementar nuevas tecnologías, sino de planear soluciones y estrategias eficientes que contribuyan al desarrollo de la empresa.

Inteligencia Emocional. La inteligencia emocional será clave para ‘liderar con empatía’, lo que llevará a las áreas de RRHH a administrar mejor los equipos de trabajo a través de la comunicación y entendimiento. Cabe destacar que la continuidad del trabajo remoto implica también el seguimiento de afectaciones emocionales y anímicas en el equipo de trabajo, de ahí la importancia de seguir con estrategias cercanas y que fomenten la comunicación.

Análisis de datos. Para muchas áreas de RRHH el análisis de datos ha sido un gran recurso para administrar, gestionar y monitorear el trabajo en esquemas remotos. Inclusive, de acuerdo con el informe de Runa, algunos líderes consideran que cualquier decisión o estrategia que decida tomar una empresa debe estar basada 100% en datos, ya que al tener menos interacción personal, lo más confiable son los hechos.

Resiliencia. La resiliencia seguirá presente como una habilidad clave en la ‘nueva normalidad’, ya que aún con la llegada de la vacuna y la reactivación económica, el contexto sigue siendo incierto y buena parte de las empresas a nivel mundial continúan luchando por recuperarse del impacto del COVID-19.

Colaboración. Los esquemas de trabajo remoto hacen que el trabajo colaborativo sea indispensable. Éste se puede incentivar mediante una buena gestión de las herramientas digitales, una división de tareas claras, capacitación constante y canales de comunicación permanentes.

Foto: Freepik

Derechos Reservados © La Capital 2021