Cierran parque de Xcaret tras ahogarse un niño de 13 años por negligencia

Grupo Xcaret inicialmente obligó al padre a otorgar perdón para entregar el cuerpo de su hijo, según lo narra el progenitor que es cardiólogo y radica con su familia en Durango

2021-04-05

EZEQUIEL PARRA ALTAMIRANO

SOLIDARIDAD, QUINTANA ROO.- REPRESENTANTES del parque de atracciones Xcaret en Quintana Roo presionaron para salir airosos de la culpa de uno de sus trabajadores que por negligencia dejó abierta la tapadera de un succionador de aire por donde un niño de 13 años de edad que se divertía en una de las corrientes de un río de lodo, fue jalado y como consecuencia horas después falleció a pesar de los esfuerzos de su padre, que es cardiólogo, para reanimarlo.

El menor L. L. G. de 13 años de edad, hijo del médico cardiólogo Miguel Ángel Luna Calvo, perdió la vida en las instalaciones del Parque XENSES el pasado sábado 27 de marzo, mientras disfrutaba de la atracción del río de lodo.

El menor fue succionado por el sistema de filtración, mismo que tenía la tapa principal abierta; aunque su padre intentó rescatarlo, éste igual estaba siendo succionado… él logró salir con ayuda de otras personas, mientras que el menor perdió la vida horas después. La fuerza de la succión de la máquina le habría jalado una de sus extremidades.

 

RELATO DEL PADRE

“La pierna de mi hijo fue succionada por el sistema de filtración del río, en ese momento lo jalé, quité la rejilla y saqué a mi hijo; cuando llegó el personal del parque a brindar ayuda solicité un respirador al personal, yo soy médico, soy cardiólogo. Mientras llegaba la ambulancia le di respiración boca a boca, minutos después llegó la ambulancia sin oxígeno, el personal no tiene noción de qué son los primeros auxilios. De ahí, llegamos al hospital Amerimed, mi hijo necesitaba un catéter y no se lo pusieron, yo me ofrecí como médico cardiólogo a ponérselo, es mi especialidad, soy experto en eso y no me dejaron, pedí ahí trasladar a mi hijo a la Ciudad de México vía ambulancia aérea pero tuve unas diferencias con el personal médico del hospital, no me dejaron, me dio la impresión que no querían que mi hijo saliera de Quintana Roo. Yo ya estaba en contacto con médicos en la Ciudad de México; al siguiente día, el domingo 28 a las 11:50 a.m. mi hijo falleció”.

Con la voz entrecortada, el señor Luna Calvo narra los momentos de terror que vivió en el parque XENSES de grupo Xcaret. Cabe destacar que cuando el padre del menor quiso activar su seguro médico de gastos mayores para pagar la cuenta del hospital, no se le permitió, personal administrativo del hospital le señaló que todo ya estaba pagado.

“No sé quién pagó la cuenta, yo quería pagar, yo tengo mi seguro de gastos médicos, lo activé con mi tarjeta American Express y AXA mi Aseguradora, no me dejaron pagar, eso no puede ser, como que me querían comprar, ¡yo quería pagar! No se imaginan lo que tardaron para darme el cuerpo de mi hijo, no me lo querían entregar, me pidieron firmar antes un perdón a favor del Parque XENSES, el cual fue muy condicionado por los Asesores jurídicos de Grupo Xcaret. Viendo la salud emocional de mi esposa y al no quererla verla sufrir más, firmé el documento, me presionaron mucho, estuve más de seis horas en la Fiscalía de Cancún esperando el cuerpo de mi hijo, pero no me querían aceptar que realizara una declaratoria de los hechos, tuve que hablar con el Fiscal Villarreal para que hiciera esa declaratoria de hechos. 

“Nosotros lo que queríamos en ese momento era ya tener el cuerpo de mi hijo; en ese momento mi esposa y yo no pensamos en pelear nada, ella ya estaba sufriendo mucho, es una mujer muy bondadosa y me pidió no pelear, no queríamos pelear, ya queríamos quitarnos, y por eso les firmé”.

 

LOS OTROS DETALLES

En la entrevista otorgada, el señor Miguel Ángel Luna Calvo señaló que la carpeta de investigación 1675/2021 no está abierta como homicidio, está hecha como un caso especial y en el acta de defunción dice que falleció por ahogamiento, nunca se activó el 911 que es obligatorio en esos casos.

“Ayer que estaba ya el cuerpo de mi hijo aquí, lo vi en el féretro y le pedí perdón a mi hijo; esto no puede quedar impune, porque esto le puede suceder a otro niño, es por eso que México no cambia, porque nunca se castigan las injusticias, lo que busco es que haya un responsable, esto no puede estar pasando, mi hijo de 13 años murió por negligencia del Parque; si esto no lo hacemos público, va a seguir pasando”, comentó indignado.

Comentarios de la prensa local señalan que este caso fue ocultado por el personal del Parque Xenses, así como del Estado de Quintana Roo, quienes están protegiendo las arbitrariedades del grupo XCARET, el cual es conocido en todo el mundo por sus atracciones; la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo aún no ha emitido información al respecto.

 

“NO QUEDARSE CALLADO”

Ya para finalizar la entrevista, el padre del menor L. L. G. de 13 años de edad mencionó que en tiempos de crisis está permitido todo, menos quedarse callado. La abogada del señor Luna Calvo está tratando de investigar los hechos, aunque la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo primeramente les proporcionó un número de carpeta de investigación que no correspondía al caso; ya se tiene el dato correcto mencionado con anterioridad.

Fuentes extraoficiales señalan que, de acuerdo al reporte policiaco, el menor fue internado de urgencia en la Clínica de Servicio Particular Ameried a las cuatro de la tarde el pasado sábado 27 de marzo, por ahogamiento por sumersión, además de tener múltiples heridas en ambas piernas. Aunque se le logró estabilizar, el niño murió al día siguiente poco antes del mediodía por hemorragia pulmonar, producto del ahogamiento.

El menor fue trasladado ese día al Servicio Médico Forense, para la necropsia de ley.

 

CLAUSURAN PARQUE XENSES 

Así fueron transcurriendo los días y fue hasta el domingo 4 de abril que elementos de Protección Civil del ayuntamiento de Solidaridad acudieron a las instalaciones para realizar una visita de inspección; autoridades determinan si se trata de una negligencia.

Al comprobarse la negligencia, el gobierno de Solidaridad suspendió la operación del Río de Sal, en el Parque Xenses, en la Riviera Maya, sitio donde el menor Leonardo murió el 27 de marzo. 

El director de la dependencia municipal, Francisco Poot Kahuil, confirmó que de acuerdo con testimonios del personal del parque, al realizar mantenimientos al sitio, dejaron abierta una de las rejillas, lo que originó el accidente. 

La víctima se encontraba nadando en el sitio, cuando fue succionado por un filtro de agua, provocándole lesiones que le causaron la muerte, pese a los intentos de su padre y de médicos, por reanimarlo. 

“Verdaderamente es un hecho lamentable. En este caso hay un sello de suspensión en el lugar donde hubo el mortal accidente y las autoridades harán las investigaciones”, dijo. 

La Fiscalía General de Quintana Roo informó que la investigación del caso se sigue por homicidio culposo y que la necropsia de ley se suspendió, debido a que el padre de la víctima -Miguel Ángel Luna Calvo- solicitó la dispensa, la cual le fue concedida, además de otorgar el perdón penal. 

Luna Calvo admitió en entrevista que pidió se omitiera la necropsia para no lastimar aún más el cuerpo de su hijo, pero declaró que fue presuntamente obligado a otorgar el perdón, a cambio de que le entregasen el cuerpo del menor de edad. 

Mientras, Grupo Xcaret, que opera este parque temático, argumentó que el accidente se debió a un “error humano”, el padre de Leonardo consideró que se trató de una negligencia. 

En un comunicado, el gobierno municipal de Solidaridad consignó que, testimonios del personal del parque, dan cuenta de una probable “negligencia”. 

“En las indagatorias, personal del parque nos informó que fue una negligencia, ya que uno de los trabajadores dejó abierta una de las rejillas”, se mencionó. 

 

GOBIERNO DE DURANGO ACOMPAÑARÁ CASO DE MENOR 

Por lo que hace al secretario de Gobierno de Durango, Héctor Flores, informó que el gobierno estatal acompañará a la familia del cardiólogo Miguel Ángel Luna, la cual sufrió la pérdida de su hijo en el parque Xenes, de grupo Xcaret, localizado en Quintana Roo.

Flores mencionó que el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, se comunicó con su homólogo de Quintana Roo para solicitarle esclarecer y deslindar responsabilidades, en el ánimo de proteger los intereses de la familia duranguense.

Fue el pasado 27 de marzo que la familia entró al río salado dentro del parque, cuando su hijo Leonardo de 13 años fue succionado por una especie de hoyo, aparentemente del sistema de filtración del río. Después de minutos logró sacar a su hijo. El menor falleció el domingo 28 de marzo.

El secretario de Gobierno expresó que hay varias vías que se tienen que esclarecer y pidió a las autoridades de Quintana Roo una adecuada investigación sobre cómo sucedieron los hechos, pues en un comunicado la empresa señaló que se trató de un “error humano”.

“¿Qué sucedió?, ¿qué propició ese error? Que haya claridad sobre quién debe tener responsabilidad de esto”, comentó.

Además, comentó, que la familia ha referido que hubo presiones por parte de autoridades judiciales de aquel estado, en el curso del proceso.

Añadió que la familia ya inició acciones legales a través de abogados y recalcó que buscan acciones de reparación que tienen que ver con que no vuelva a suceder algo parecido.

“Que se esclarezca de manera total qué fue lo que ocurrió y cuáles fueron las causas de este accidente. La empresa dice que fue error humano, queremos saber en qué condiciones se dio ese error humano y las medidas de prueba que tienen. Hay en segundo lugar un señalamiento y queremos  que se indague porque quizá hubo presiones a la familia para que el proceso tuviera un curso determinado”, agregó. 

 

DETALLAN ASPECTOS DEL RIOLAJANTE DE XENSES

Sobre el accidente en Xcaret, se ha dado a conocer cómo es el río salado o artificial en Xenses, en el que murió el niño por fallas en el sistema de filtración.

Tras la muerte del niño de 13 años de edad, de nombre Leonardo, en el Río Salado Xenses, el parque Xcaret admitió que hubo un error humano en el accidente.

El Parque Xenses de Grupo Xcaret, en Playa del Carmen, Quintana Roo, dio a conocer las características del río salado o lodoso, una atracción que en Xenses se llama “ríolajante”.

En el sitio web de Xenses, la atracción llamada “ríolajante” pretende ofrecer:

“Déjate llevar por la tranquilidad de ir por un río de sales donde podrás flotar y la corriente te lleva hasta el final mientras tú solamente te relajas y disfrutas con tranquilidad las cálidas aguas”.

De acuerdo con Xenses, el río de lodo es una atracción de flotación que tiene una profundidad de 60 centímetros y en los términos en los que de manera habitual opera, “no representa ningún riesgo para los visitantes”.

Sin embargo un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente, y la muerte del niño Leonardo de 13 años de edad y originario de Durango.

FOTOS:

EL AYUNTAMIENTO de Solidaridad finalmente envió personal de Protección Civil a inspeccionar el lugar donde ocurrió el accidente, tomando la decisión de cerrar el lugar.

EL NIÑO Leonardo Luna, de 13 años, murió en un parque de Xcaret llamado XENSES.  

Derechos Reservados © La Capital 2021