Cinco hábitos financieros que le puedes enseñar a tus hijas e hijos

De acuerdo con cifras de la Condusef, seis de cada 10 adultos no lleva un registro de sus gastos mensuales y 44% de los ahorradores lo hacen a través de mecanismos informales

2021-05-04

coru.com

enseñanza a hijos.png

CD. DE MÉXICO.- El futuro es incierto. Hay varias situaciones de la vida que no se pueden prever y nos toman desprevenidos; sin embargo, la planeación y un correcto manejo de nuestras finanzas personales puede ayudarnos a hacerle frente de mejor manera a los retos que vienen por delante. Esto es importante, ya que según datos del gimnasio financiero Coru, 32% de las y los mexicanos gastan más de lo que perciben. 

El ahorro y la correcta administración de las finanzas son hábitos que se pueden aprender desde que somos pequeños y que pueden tener un impacto positivo durante la vida adulta. Por ello, es importante que los padres le inculquen una sana cultura financiera a sus hijas e hijos y les expliquen la importancia del ahorro.  

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), seis de cada 10 adultos no lleva un registro de sus gastos mensuales y 44% de los ahorradores lo hacen a través de mecanismos informales.     

“Como padres hay que tomar conciencia y fomentar que nuestras hijas e hijos no desarrollen malos hábitos de consumo; para esto es importante enseñarles los conceptos básicos de finanzas personales, además de cómo funciona el ahorro y cómo se puede llevar un control de gastos. Estos hábitos les ayudarán a que cuando sean adultos puedan tomar decisiones financieras responsables”, señala Iván Hernández, CoFounder & Head of Product de Coru.

Dice un dicho que “lo que bien se aprende nunca se olvida”. Por ello es importante inculcarle a nuestras hijas e hijos ciertos hábitos para que al crecer puedan tener finanzas sanas y estén preparados para lo que depara el futuro. En este sentido, Coru enlista 5 hábitos financieros que les puedes enseñar: 

Establecer metas de ahorro. Pregúntales a tus hijas e hijos qué es lo que quieren hacer con el dinero que les das. Una vez que conozcan sus metas, como comprar un juguete o un videojuego, es importante que les enseñes que lo pueden obtener si ahorran. Esta práctica ayudará a que las niñas y los niños puedan valorar lo que significa luchar por alcanzar un objetivo. Cada vez que tus hijas e hijos reciban dinero recomiéndales ahorrar una parte. 

Ahorrar en el banco. Las niñas y niños usualmente comienzan a ahorrar sus ‘domingos’ en una alcancía. Por ello, como padre puedes fomentar que conozcan y se familiaricen con los bancos al abrirles una cuenta infantil. Este tipo de cuentas les ayudan a que aprendan sobre finanzas personales, además de fomentar la cultura del ahorro. 

Anima a tus hijas e hijos a llevar la cuenta exacta de lo que están ahorrando, esto los motivará a continuar cuando vean que se acercan a su meta deseada.

Enséñales buenos hábitos de consumo. Ir al supermercado o a la tienda es un buen momento para enseñarles buenos hábitos a tus hijas e hijos. En una salida puedes darles varias lecciones: desde hacer una lista con las cosas que necesitan en la casa y ceñirse a ésta, hasta saber diferenciar las ofertas y cuándo convienen. Las niñas y los niños pueden aprender a comparar productos y conocer la relación entre el precio y su calidad.  

Háblales sobre las deudas y préstamos. Si alguna de tus hijas o hijos no puede esperar a ahorrar para comprar algo que desean, es un buen momento para enseñarles sobre deudas y cómo funciona un préstamo. Aunque pueda parecer duro, es importante que te manejes como si fueras un banco; es decir, maneja algún tipo de intereses y evita hacer concesiones. De esta manera, las niñas y los niños pueden aprender a que es mejor ahorrar, aunque tarden más tiempo en alcanzar su objetivo, que pedir prestado. 

Enséñales a hacer un presupuesto. Una vez que tus hijas e hijos fijen sus ojos en un objetivo, puedes enseñarles a hacer un presupuesto. No es necesario que ahorren toda su mesada para destinarla a un fin, sino que pueden gastar una parte y destinar otra al ahorro. 

“Una buena manera de incentivar el ahorro en las niñas y niños es darles un peso por cada uno que ellos ahorren como recompensa a su esfuerzo. De esta manera les podemos ayudar a formar un hábito y a que sean disciplinados a la hora de ahorrar”, indica el  Head of Product de Coru.

Derechos Reservados © La Capital 2021