Desde 2009 la refinería de México en Houston no daba utilidades

Fueron invertidas en su remodelación, mantenimiento y pago de deuda, informa el Director de PEMEX

2021-05-26

AGENCIAS

PEMEX HIDROCARBUROS.png

CD. DE MÉXICO.- Octavio Romero, director de Pemex, manifestó que una de las consecuencias de la reforma energética de 2014 fue el crecimiento en la dependencia del país con las importaciones de gasolina y diésel para abastecer el mercado interno de los combustibles, lo que no solo es un factor de riesgo de seguridad energética para México sino también afectó negativamente la balanza de productos petroleros del país.

Explicó que la balanza de productos petroleros es resultado de la diferencia de las exportaciones e importaciones petroleras y en la que se pueden identificar tres etapas durante la última década, la primera, del 2010 al 2014, cuando se tenía un saldo positivo, aunque con tendencia decreciente.

Dijo que durante 2011 las exportaciones alcanzaron un nivel de 63 mil millones de dólares, generando un superávit histórico en la balanza de 15 mil millones de dólares y en 2014 se registró por última vez un superávit.

La segunda etapa, que va de 2014 a 2018, se caracteriza por los saldos negativos crecientes, siendo el año 2018 el de mayor déficit de la balanza comercial petrolera con 23 mil millones de dólares como consecuencia de la reforma energética.

La tercera etapa se ubica a partir del inicio del rescate de la soberanía energética, liderada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y donde se observa un marcado cambio de tendencia.

“Si bien el saldo de la balanza petrolera sigue siendo negativo, comienza una disminución paulatina del déficit comercial y para el cierre del año 2020, este déficit se reduce a 13 mil 600 millones de dólares”.

Comentó que dentro de las importaciones petroleras, la gasolina es el producto que más se importa, pues en el año 2013, 45% de las gasolinas provenían del extranjero incrementándose en 2018 hasta a 79%.

En contraste, afirmó, en lo que va de este gobierno las importaciones de gasolina han disminuido sistemáticamente hasta llegar al 61%, principalmente para el 2019 por la estrategia contra el robo de combustible y por la crisis de la pandemia.

Sostuvo que en el caso del diésel, en el 2013 se importaba el 27% y en el último año de la administración anterior subió hasta el 77%, “dicho en otras palabras, se pasó de importar 5 mil millones de dólares en 2013 a 10 mil millones de dólares en 2018”.

Importaciones de diésel han bajado hasta 60%

Afirmó que en la presente administración, las importaciones de diésel han bajado hasta 60%.

Sostuvo que pese a ser una potencia petrolera, la reforma energética convirtió a México en un país dependiente de las importaciones de combustibles en tan solo cuatro años

Dijo que el cambio de paradigma de la actual administración está siendo exitoso, pues las estadísticas muestran que la política de fortalecimiento de Pemex para el abasto de combustibles en el país va en la dirección correcta.

En congruencia con la actual política de rescate de la soberanía energética, el pasado 24 de mayo, contando con la presencia del presidente López Obrador, el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos autorizó comprar a Shell el 50.005% de su participación accionaria en la refinería de Deer Park, de la que Pemex poseía ya el 49.995% de las acciones.

Comentó que en 1993 Pemex se asoció con Shell para comprar esta refinería en Houston, Texas, llevándose a cabo, a partir de ese momento inversiones necesarias para incrementar su capacidad de procesar crudo pesado.

Además se firmó un acuerdo de suministro de crudo maya a la refinería por 170 mil barriles diarios hasta el año 2023.

Dijo que de esta manera, entre 1995 y 2001 se agregó a la refinería una planta de coquización con capacidad de 90 mil barriles por día y durante ese periodo se incrementó paulatinamente el procesamiento del crudo maya hasta alcanzar 247 mil barriles diarios en 2003.

Estas inversiones permitieron obtener utilidades importantes en el periodo 2004 a 2008; sin embargo, a partir de 2009 y hasta la fecha, salvo algunos años, prácticamente no se han recibido utilidades porque fueron invertidas en su remodelación, mantenimiento y pago de deuda, apuntó el funcionario.

FOTO: Archivo.

Derechos Reservados © La Capital 2021