La generación COVID, una fuerza de trabajo fuerte y resistente

A la hora de dar la bienvenida a estos nuevos empleados a la empresa, es importante tener en cuenta la experiencia que han vivido

2021-06-05

Tatiana Treviño, Industry Marketing & Communications Manager en UKG

trabajo en la nube A DISTANCIA.png

CD. DE MÉXICO.- En marzo de 2020, muchas personas en México empacaron sus escritorios, casilleros, dormitorios o suministros de trabajo cuando el país comenzó lo que se convertiría en bloqueos estado por estado, ciudad por ciudad, en la batalla para contener el COVID-19. Aunque los meses que siguieron trajeron consigo incertidumbre, aislamiento de amigos y familiares, dificultades para trabajar y aprender a distancia, también trajeron consigo innovación, compasión y una resistencia basada en la determinación de continuar con la vida cotidiana.

Este cambio masivo a la "nueva normalidad", como se denominaría, tuvo un efecto particularmente fuerte en nuestros estudiantes, con millones de personas afectadas por el cierre de escuelas públicas y privadas en esas fechas.

Las graduaciones y los bailes de graduación se perdieron o se reestructuraron para que tuvieran lugar por Zoom. Las fiestas de cumpleaños se convirtieron en eventos drive by, mientras la gente saludaba y gritaba desde coches decorados para la ocasión. Y los profesores empezaron a transformar las aulas tal y como las conocíamos, trasladando los planes de estudio a Internet y poniendo en marcha un experimento de aprendizaje a distancia de punta a punta del país. Algunos dirán que esa agitación disolvió el aprendizaje durante esos meses, y algo de eso puede ser cierto. Sin embargo, también debemos reconocer las nuevas habilidades desarrolladas y los beneficios a largo plazo obtenidos por la generación que se vio obligada a sobresalir en una época tan difícil.

Cuando las instituciones educativas se vieron obligadas a reevaluar sus sistemas, los estudiantes aprendieron a adaptarse. Mostraron una gran resiliencia y aprendieron a ser flexibles en situaciones estresantes y emocionales, siguieron los cursos de aprendizaje en línea y las tecnologías con las que funcionaban, y colaboraron eficazmente con sus compañeros mientras trabajaban a distancia. A medida que los graduados de 2020 comienzan a pasar de las aulas virtuales al trabajo (posiblemente) virtual, traen consigo no sólo estas nuevas habilidades, sino también una fuerza y una resistencia construidas a partir de sus experiencias únicas. 

Su búsqueda de empleo, sin embargo, puede tardar más de lo previsto. La pandemia ha tenido un gran impacto en la economía, tanto que a la fecha 2.5 millones de personas siguen desempleadas (ENOE). A pesar de esto, ya se pueden detectar señales de recuperación laboral en algunos sectores como en la industria manufacturera, construcción, salud y educación. 

A medida que los empleadores buscan incorporar nuevos talentos a medida que la economía se recupera, tienen la oportunidad de contratar a una generación ya adaptada a los cambios digitales que se vieron en la educación.

A la hora de dar la bienvenida a estos nuevos empleados a la empresa, es importante tener en cuenta la experiencia que han vivido y crear un entorno de trabajo que apoye, y por tanto retenga, a esta nueva generación. En este sentido, destacan dos áreas de suma importancia: 

 

1. Confianza

Construir una base de confianza siempre ha sido esencial para crear una fuerza de trabajo comprometida y empoderada, pero es más importante ahora más que nunca dados los desafíos que esta nueva generación ha enfrentado con el COVID. Los empresarios pueden avanzar en el desarrollo de este aspecto como parte de su cultura a través de una comunicación integral que haga que los colaboradores se sientan informados, conectados y seguros en el trabajo. Esta comunicación puede darse de muchas formas, ya sea a través de una terminal o reloj checador, reuniones previas al turno con los jefes, correos electrónicos corporativos o comunicaciones móviles. Las tecnologías móviles como Beekeeper y Rodio también permiten la comunicación en sectores con grandes plantillas de primera línea o por horas, como la fabricación y el retail. 

 

2. Flexibilidad

La gestión del equilibrio entre la vida laboral y la personal y la flexibilidad es una de las principales preocupaciones de los nuevos empleados, sobre todo teniendo en cuenta los retos a los que se enfrentan hoy en día. Los empleadores pueden tomar medidas para crear este equilibrio buscando oportunidades para ayudarles a superar los retos personales en sus vidas, tanto si trabajan a distancia como si han vuelto a trabajar in situ. Por ejemplo, la tecnología de gestión de la mano de obra preparada para el uso de dispositivos móviles permite a los empleados acceder fácilmente a su horario desde cualquier lugar y tomar medidas como cambiar turnos o solicitar tiempo libre. Ayudar a la plantilla con este tipo de flexibilidades que les permite ser más eficientes con su tiempo, representa una gran prestación que va más allá de lo económico y que ha aumentado su valor desde el inicio de la pandemia.

Las soluciones pensando en la movilidad "mobile-first" también permiten a los empleados presentar solicitudes de acceso a los salarios ganados. El acceso al salario ganado permite a los colaboradores acceder a los salarios que ya han ganado antes de la siguiente nómina programada. Se trata de una ventaja importante para los empleados, ya que algunos se enfrentan a mayores tensiones financieras provocadas por la pandemia.

Derechos Reservados © La Capital 2021