Ser padre es un privilegio de lo más grande

“…Disciplinar a los hijos, evita un desastre de gran alcance. Sin corrección, los niños crecen como veletas, sin un claro entendimiento del bien y del mal, y con poca dirección en sus vidas. No tema disciplinar a sus hijos. ¿Usted les dice que deberán enfrentar las consecuencias de sus actos? ¡Bravo!, hacerlo es un acto de amor…”

2021-06-17

MARÍA EUGENIA ESPRIU

enseñanza a hijos.png

-SEGUNDA DE DOS PARTES-

PROSEGUIMOS con este apasionante tema de la paternidad, rindiendo un merecido homenaje a quienes --como la autora de estas líneas-- tuvimos el enorme privilegio de dar vida, Sin embargo, por desdicha, no todos los padres son como los ejemplos que dimos en la primera parte de este trabajo periodístico. Hay quienes han tenido un padre antípoda, opuesto a estos paradigmas. 

No obstante, ellos también son nuestros maestros, porque nos enseñan a no ser así, a no repetir esas conductas, y no afectar a nuestra descendencia. Llegamos a una edad en que podemos elegir conductas y arreglárnosla nosotros mismos. Desde niños podemos distinguir entre lo bueno y lo malo. Hay una voz interior que nos lo dice.

Es verdad que por más que un padre se empeñe en instruir al hijo, adiestrarlo para la vida, educarlo de la mejor manera, este elige otro camino. 

 

HIJOS OPOSITORES

Hoy se repiten ejemplos de hijos e hijas que prefieren oponerse a todas las normas y reglas establecidas por la humanidad que aprendió a base de golpes, fiascos, desengaños, fracasos, quebrantos,  desastres y decadencias. 

A veces los hijos, haciendo uso de su libre albedrío y dejándose llevar por sus ansias de vivir, no siguen el ejemplo que ustedes les brindaron.

Si sus hijos mayores no están siguiendo el camino bueno que usted les ha indicado,  dese cuenta que ya no puede controlarlos; mas no se culpe usted a si mismo por lo que ya no es su responsabilidad

 

AGUAS CON EL MEA CULPA

Padres, hombres, varones: Tengan cuidado: NO SE CULPEN por los pecados, extravíos, yerros, errores, desviaciones, aberraciones, equivocaciones, desatinos, desaciertos de sus hijos. Ustedes lo hicieron lo mejor que pudieron de acuerdo a sus fuerzas, educación, y conocimientos. Y recuerden que nuestros padres NO SON CULPABLES de nuestras fallas o malas decisiones.   

Por otro lado, la paternidad es una responsabilidad tremenda, ya que es prioritario moldear y forjar las vidas de los hijos y en ocasiones no se tienen las herramientas para lograrlo.

Si nuestros corazones, virtudes y valores son reales, estos serán probados en el hogar, en la relación cotidiana con la familia y con quienes nos conocen mejor.

Los hijos y los padres tienen responsabilidades mutuas. Los hijos deben honrar a sus padres, aun si estos son exigentes o aparentemente injustos. Los padres deben cuidar a sus hijitos con dulzura, y paciencia, a pesar de que estos sean desobedientes, y molestos.

Por supuesto que el ideal es que padres e hijos se relacionen con solitud y amor. Esto será así si padres e hijos anteponen sus intereses a los del otro, en otras palabras: si se someten entre sí.

 

¿ES SIEMPRE CORRECTO DESOBEDECER?

Es correcto desobedecer a un padre cuando la orden va mal intencionada y lleva una carga de emociones negativas.  Cuando un padre ordena al hijo quebrantar la ley de los mortales y las superiores, el hijo no debe obedecer. Esta decisión presupone que el hijo es lo suficientemente maduro y grande, para  responsabilizarse y discernir sobre cualquier engaño. 

Un hijo debe ser respetuoso, servicial y obediente, a su padre, pero no cuando las órdenes o los consejos vayan en contra de  su integridad moral y ética.

 

CONDUCIR A LOS HIJOS 

HACIA LA SABIDURÍA

Una de las más grandes responsabilidades de los padres, es la de conducir a sus hijos al conocimiento, y no exhibir su ignorancia. Felicidades a aquellos padres que impulsaron a sus hijos para ser cultos, y saber más. Congratulaciones a los padres que indujeron a sus niños y a sus jóvenes para estar al tanto de los acontecimientos nacionales, mundiales y de la historia universal y demostrarles las ventajas de una cultura general. Gracias a aquellos padres que hicieron comprender a sus hijos la importancia de situar a la sabiduría por encima de muchas otras cosas, y que supieron, a tiempo, que el conocimiento puede transmitirse de padres a hijos, de generación en generación y lo hicieron.

 

HIJOS, A CULTIVARSE

Si su padre nunca le habló de esto, lea, esto actuará como un padre amoroso y  compasivo para usted. Así creará un legado de sabiduría a medida que aprenda y enseñe a sus hijos que pueden aprender leyendo, observando, socializando, escuchando, intercambiando opiniones, meditando, reflexionando.

Aunque toda la sabiduría tiene un origen, usted puede aprender de muchas fuentes, elija las más edificantes, entonces se deleitará y podrá exhortar a sus hijos para que se vuelvan a ella. 

 

DISCIPLINE A SUS HIJOS

No es fácil para un padre amoroso disciplinar a su hijo, pero es necesario. Criar y dirigir a sus hijos es una gran responsabilidad. La falta de disciplina pone en duda el amor del padre debido a que muestra despreocupación por el desarrollo del carácter del niño. Disciplinar a los hijos, evita un desastre de gran alcance. Sin corrección, los niños crecen como veletas, sin un claro entendimiento del bien y del mal, y con poca dirección en sus vidas. No tema disciplinar a sus hijos. ¿Usted les dice que deberán enfrentar las consecuencias de sus actos? ¡Bravo!, hacerlo es un acto de amor. Sin embargo recuerde que, tal vez, sus recomendaciones y consejos no sean escuchados ni seguidos y que no tendrá hijos sabios porque así lo decidieron ellos. Quédese satisfecho por su intento y por haberlo alentado a buscar el conocimiento.

 

ENSEÑAR A LOS 

HIJOS A CONFIAR

Los niños confían por naturaleza. Confían en su padre, por la influencia que ejerce sobre ellos; y al hacerlo, crece su capacidad de confiar en algo superior a todo. Con el tiempo, usted verá la forma en que influyó en la confiabilidad de sus pequeños.  Espere los resultados.

 

¿QUE LES ESPERA A SUS HIJOS?

Los padres, naturalmente, quieren ver a sus hijos ascender, pero este deseo puede llevarlos a perder de vista lo más importante para ellos: seguir su vocación, escuchar a su corazón. Tal vez ellos puedan elegir una actividad u ocupación distinta a la que usted prefiere, tal vez no sea tan fascinante, pero es muy  importante para ellos. 

 

ENTENDER SU 

PAPEL COMO PADRE

Muchos jóvenes de hoy, han surgido de familias donde el padre no asume sus responsabilidades para con sus hijos. A la inversa, existen padres que son un buen ejemplo, de lo que es vivir la vida rectamente. En sus familias, ellos son importantes como modelos para los hombres jóvenes que necesitan ver cuál es el comportamiento a seguir. 

No tengo duda que los buenos consejos de los padres son inspirados por el amor. Si usted es uno de ellos, lo felicito y gracias por su aportación.

Si sus hijos todavía están bajo su cuidado, sepa que lo bueno que usted haga o les enseñe, tendrá un profundo efecto en ellos, y durará el resto de sus vidas. Espero tenga la dicha de vivirlo.

Sígalo haciendo bien. No se desanime con lo que se atraviese. Usted puede superarlo con la ayuda de quien lo creó. Su Padre que es un Señor Todopoderoso.

Disfrute los frutos de su responsable paternidad y… 

¡Felicidades!

FOTO: Archivo.

Derechos Reservados © La Capital 2021