Adoptan Swift para forjar un nuevo futuro para los estudiantes de Queensland

Alumnos de una preparatoria de Queensland, Australia, desean estudiar para ser profesionales en el desarrollo de apps

2021-07-31

AGENCIAS

apple_au-edu-swift-coding_coding-ipad_07212021_big.jpg.large.png

Las organizaciones y los maestros más reconocidos de Queensland, Australia, están adoptando Swift, el poderoso e intuitivo lenguaje de programación de código abierto creado por Apple que da vida a algunas de las mejores apps del mundo, con el objetivo de brindar a los estudiantes del estado las habilidades que necesitan para tener éxito en una economía de las aplicaciones en pleno auge.

TAFE Queensland, el proveedor de programas de capacitación más importante del estado, ofrecerá desarrollo de apps para iOS con Swift muy pronto con el objetivo de enseñar a los estudiantes las habilidades básicas para desarrollar apps. El programa estará disponible para los estudiantes a partir de octubre de 2021 y será el único curso de iOS de Queensland creado junto con ingenieros y maestros de Apple.

“Programar en Swift combina la creatividad y la programación para resolver problemas de un modo que ningún otro lenguaje permite, ya que brinda a los estudiantes las habilidades fundamentales para crear la nueva generación de apps que transformarán el mundo, desde ideación y diseño hasta desarrollo y distribución a través del App Store”, comenta Jackie French, directora de Arte Creativo y Diseño Digital de TAFE Queensland. “La demanda de los estudiantes y la industria sigue creciendo y eso es una muestra de la necesidad de contar con una base mayor de graduados calificados capaces de maximizar las oportunidades laborales actuales y de permitir que Queensland y Australia estén a la vanguardia de la creatividad y la innovación”.

Desde el lanzamiento del App Store en 2008, el ecosistema de apps de iOS ha sido un motor de crecimiento y se ha ubicado dentro de los sectores de la economía mundial que ha demostrado tener el crecimiento más rápido. Existen cerca de 160,000 empleos dentro del sector de la economía de las aplicaciones en Australia, cifra que no ha dejado de crecer un 10% cada año desde 2017. Actualmente, hay casi 2 millones de apps en el App Store, que han facilitado más de $600,000 millones (Estados Unidos) en el sector comercial solo en 2020, mientras que la venta de bienes y servicios digitales a través del App Store ha significado un ingreso para los desarrolladores superior a los $200,000 millones (Estados Unidos) a la fecha.

Cultivar una pasión por la programación

En dos preparatorias del sureste de Queensland, Siena Catholic College y St Augustine’s College, enseñar los principios del desarrollo de apps a los estudiantes usando Swift significa dar rienda suelta a su creatividad y permitirles alcanzar nuevos niveles de innovación y resolución de problemas.

“Nuestra decisión de elegir Swift fue clara y estuvo basada en la simplicidad, versatilidad y creatividad ilimitada que el lenguaje ofrece”, explica Paul Dionysius, maestro de cursos de tecnología en Siena Catholic College. “Todos los días vemos a nuestros estudiantes desarrollar ideas innovadoras y diseñar soluciones reales para distintos problemas, lo que sienta las bases de las habilidades esenciales que se necesitan para tener éxito en el siglo XXI. Estoy seguro de que nuestros estudiantes serán los desarrolladores que revolucionarán el futuro y eso me llena de orgullo”.

Samantha Cray, alumna de Siena Catholic College, comenta: “Me encanta la programación porque me da la libertad de ser creativa y analítica al mismo tiempo. También me ayuda a tener pensamiento crítico y diseñar apps reales que resuelven problemas. Creo que hay un gran malentendido a la hora de señalar la importancia de la programación en el mundo moderno y cuán desafiante puede ser. Como toda habilidad nueva, requiere de práctica, pero la oportunidad de brindar soluciones modernas a problemas reales me resulta fascinante. Usar Swift hace que sea muy fácil transformar mis ideas en una app que funciona”.

Siena Catholic College y St Augustine’s College comparten su pasión por la programación con Energy Queensland, la empresa que supervisa los servicios de distribución y venta de energía eléctrica. Este mes, Energy Queensland dio inicio a un programa de una semana que combina el aula con entornos corporativos, lo que ofrece a los estudiantes la oportunidad de ver y vivir en carne propia cómo Swift y las apps para iOS están transformando la forma de trabajar de la empresa y sus equipos.

Dan Massey, de Energy Queensland, ha asumido el compromiso de crear la base de habilidades que Queensland necesita.

“La innovación es central para el éxito de Energy Queensland, tanto en lo referido a cómo usamos la tecnología para ofrecer mejores resultados y servicios como en la forma en que la organización comparte esta información con las escuelas y los alumnos, dándoles la oportunidad de ver un escenario real que los ayude en su desarrollo y, al mismo tiempo, contribuyendo a la prosperidad de nuestra comunidad”, sostiene Massey, gerente de plataformas móviles para apps de Energy Queensland. “Una base sólida de habilidades es fundamental para el éxito de nuestros estudiantes y nuestro estado. Para nosotros, es apasionante presentar este programa y estamos trabajando en su crecimiento".

Energy Queensland implementó por primera vez el iPhone en toda su base de 7,500 empleados en 2018, mientras que hizo lo propio con el iPad para sus 4,000 empleados de campo en 2019, lo que brindó a la organización la oportunidad de aprovechar Swift para desarrollar apps y soluciones de software para iOS que aumentaran la eficiencia, seguridad y satisfacción de sus empleados.

Adquirir nuevas habilidades para un futuro más brillante

Los estudiantes que cursan los últimos años en St Augustine’s College y Siena Catholic College están entre los primeros que participan del programa Energy Queensland. Ya están incorporando su aprendizaje en el trabajo de programación que están haciendo.

“Pasar una semana en Energy Queensland me abrió los ojos sobre lo fácil que es resolver desafíos empresariales usando apps. Incluso las apps pueden ayudar a salvar la vida de los empleados de campo”, cuenta James Nunn, estudiante de St Augustine’s College. “La experiencia me enseñó que una carrera basada en la programación puede inspirar, educar, ayudar y proteger a las personas que nos rodean, y eso es algo que me interesa profundizar".

Otro estudiante de St Augustine’s College, Lincoln Hetherington, comenta: “Cuando desarrollo con Swift, realmente disfruto de la capacidad de pensar literalmente en lo que sea y ser capaz de crearlo para que todo el mundo lo vea. Swift es fácil de entender y me encantan las posibilidades infinitas que ofrece. A medida que el mundo se vuelve más avanzado tecnológicamente, saber programación me ayudará en el futuro a enfrentar muchos empleos y oportunidades diferentes".

A medida que crece la economía de las aplicaciones, Apple invierte en programas y oportunidades educativas que permiten a los estudiantes de todas las edades prepararse para los empleos del futuro. Gracias a Swift Playgrounds, Programación para todos y Desarrollo en Swift, Apple brinda a quienes tienen interés en aprender a programar las herramientas y la orientación necesarias para crear sus propias apps usando las mismas herramientas que usan los desarrolladores profesionales. Actualmente, más de 9,000 instituciones educativas de todos los niveles, desde primaria hasta estudios superiores, usan el plan de estudios de programación de Apple. Además, las academias de programación de Apple, las aceleradoras y los Entrepreneur Camps ofrecen a los desarrolladores la posibilidad de aplicar las últimas novedades en materia de tecnología a sus apps, desarrollar su negocio y promocionar sus ideas frente a una audiencia global.

Derechos Reservados © La Capital 2021