Dispone CNDH trasladar a Mario Aburto a una prisión de BC

Reitera petición de ubicar al interno en un reclusorio más cercano a su familia; impiden paso a visitador

2021-09-22

AGENCIAS

prision carcel.png

Ciudad de México, a 22 de septiembre de 2021.- El día de ayer, en ejercicio de las atribuciones que la ley les otorga, el Licenciado Jesús Porfirio González Schmall, acompañado de un Visitador Adjunto de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, se trasladaron hasta el Centro Federal de Readaptación Social núm. 12 “CPS Guanajuato”, con el objeto de llevar a cabo una diligencia de seguimiento de la queja interpuesta por el interno Mario Aburto Martínez, y sin embargo, de manera incomprensible y al margen de toda justificación legal, se les impidió el acceso, por lo cual no fue posible llevarla a cabo. 

Debido a esto, y por tercera ocasión, el Organismo Constitucional Autónomo solicitó la urgente implementación de medidas cautelares, imprescindibles en primer término para garantizar la seguridad e integridad física del señor Aburto, pero además solicitando se permita el ingreso de los citados funcionarios, evitando la obstaculización de la labor de la CNDH, expresando a la vez su extrañamiento por este tratamiento excepcional inadmisible, que prueba que hay conductas respecto a este interno que no han cambiado desde hace 27 años, que justifican y fortalecen su queja interpuesta el pasado mes de febrero. 

En este sentido, la CNDH exhortó a las autoridades de Prevención y Readaptación Social a garantizar los derechos humanos del quejoso y permitir a la brevedad el cumplimiento de la diligencia ayer impedida, mandato inobjetable de la Comisión Nacional. 

Reiteró el llamado para atender los argumentos que sustentaron sus peticiones de medidas cautelares para que, con carácter de urgente, se implemente el inmediato traslado, y sin dilación, de Mario Aburto Martínez del Centro Federal de Readaptación Social No 12 CPS Guanajuato al Centro de Readaptación Social "El Hongo" II, con residencia en Baja California. 

Es altamente preocupante, para la Comisión Nacional, el que no sólo se insiste en mantener al interno Aburto en un Reclusorio, con desatención médica y restricciones inadmisibles, lejos del punto más cercano a su familia, sino que ahora también se le incomunica hasta de la CNDH. 

FOTO: Archivo.

Derechos Reservados © La Capital 2021