ANPEC percibe mala situación económica y política en el país

Una investigación pudo establecer que 6 de 10 pequeños comerciantes confía y tiene optimismo del porvenir

2021-10-06

Corecom

abarrotes en chihuahua.png

CD. DE MÉXICO.- La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), en coordinación con un pool de académicos de la UAM y la Anáhuac participó de la realización de una investigación cualitativa de mercado con el objetivo de despejar el comportamiento de las ventas durante la pandemia, así como establecer los márgenes de utilidad que de ellas deriva al pequeño comercio, lo anterior a través de un cuestionario que se levantó en la primera quincena de agosto del presente año, con una muestra representativa del canal del pequeño comercio de 1,177 encuestas cara a cara.

El margen de utilidad de las ventas es cada vez más reducido, las amas de casa hacen miles de peripecias para estirar el dinero y hacerlo rendir, que alcance para llevar alimento a la mesa del hogar y es que la inflación es la factura económica del Covid-19 que todos estamos pagando, además de ver minada nuestra salud y estar perdiendo a muchos seres queridos, señaló la Alianza.

Y añadió:

El no aumentar ni crear nuevos impuestos es una propuesta gubernamental que responde y corresponde a la grave situación económica que vive la mayoría de los mexicanos. No es un obsequio ni el buscar quedar bien, simple y llanamente es que no se puede hacer otra cosa.

“El pequeño comercio es sensible y solidario de este difícil momento que atraviesan las familias mexicanas al tener menguado su poder de compra y enfrentar el encarecimiento constante de las cosas”, declaró Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Manifestó que el empobrecimiento, producto de la pandemia, es un proceso de extinción de las clases medias en nuestro país, una maquinaria demoniaca que nos está haciendo mucho mal, al poner en un mayor riesgo nuestra salud al abaratar la calidad de vida de miles de familias. 

“Se pudo establecer que 6 de 10 pequeños comerciantes confía y tiene optimismo del porvenir, de ahí su actitud resiliente tatuada en su ADN; esta actitud de combate cotidiano de mantenerse en pie pese a la adversidad hoy encuentra su mayor reto en coadyuvar a garantizar el abasto de los productos esenciales a sus clientes, a los consumidores que les toca servir, ya que la escalada inflacionaria de precios que padecemos golpea un día sí y otro también, los monederos de las amas de familia que todos los días se topan con la desagradable noticia de que los precios de los alimentos volvieron a subir”, mencionó Rivera.

FOTO: Archivo.

Derechos Reservados © La Capital 2021