Que Lozoya se exhiba, un acto de provocación: AMLO

Es inmoral, una imprudencia, para decir lo menos, una provocación que genera indignación, señala

2021-10-11

Agencias

lozoya.jpeg

CD. DE MÉXICO.- Cuestionado sobre las fotografías de Emilio Lozoya en un restaurante de Polanco, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que, aunque legalmente lo puede hacer, “es inmoral, una imprudencia, para decir lo menos, un acto de provocación” por lo que genera indignación.

Resaltó que Lozoya Austin fue director de Pemex y está actualmente como testigo protegido, es decir, una persona que recibe un trato especial porque decidió dar a conocer toda la corrupción que se produjo en el sexenio anterior, “incluso desde Calderón, todos estos negocios con empresas extranjeras, lo de Odebrecht”.

Dijo que Lozoya dio a conocer que a cambio de contratos, esa empresa entregó dinero para campañas políticas y cómo la reforma energética fue aprobada por los legisladores del bloque conservador porque recibieron sobornos, “por eso produce indignación el que esté comiendo en un restaurante de lujo, aunque legalmente lo puede hacer se trata de un testigo de actos de corrupción que dañaron a México”.

Insistió en subrayar que esa reforma que ahora se quiere hacer a un lado se aprobó con sobornos, “con moches, que se repartieron a los legisladores para que votaran, una gran inmoralidad”.

Por ello, dijo que el tema viene muy a cuento, no es algo ajeno a lo que se trata, pues eso que se quiere corregir se originó con la corrupción que denuncia Emilio Lozoya y que la Fiscalía está atendiendo.

Dijo que se trata de denuncias en contra de legisladores y de quienes recibieron dinero, “eso es lo que está de por medio, ojalá la Fiscalía informe sobre este asunto”.

En ese sentido, dijo que tiene confianza en el fiscal Alejandro Gertz Manero y espera que alcance el tiempo que tiene al frente de la Presidencia para que se aclare este asunto y para que se haga justicia de forma pronta y expedita.

Se pronunció porque se analice la importancia que tiene la transparencia y porque se le dé el mismo peso que se le da al debido proceso.

“Desde que se inventó eso del debido proceso, ya no se le puede informar nada al pueblo y todo se maneja en secreto, en sigilo, cuando son cosas de interés público. No hay que ocultar nada. Ojalá se informe cómo va todo el proceso de investigación, qué se ha hecho con lo de Odebrecht, qué se ha hecho con la planta de fertilizante que se compró a un precio elevadísimo”.

Indicó que parece que quienes hicieron esos negocios no tiene llenadera porque quieren seguir y regresar, “nada más que no van a poder lograrlo”.

Interrogado sobre el actuar del fiscal General en torno al caso de los científicos denunciados por lavado de dinero y delincuencia organizada, el mandatario federal se dijo partidario de que no haya impunidad para nadie y de que se aplique la ley por parejo.

Dijo que no porque se es científico se tiene derecho a robar, pues nadie tiene derecho a hacerlo, “sea quien sea”.

Insistió en pronunciarse en favor de que haya justicia y dijo que lo que se tiene que procurar es que no haya fabricación de delitos ni venganzas, ni que se utilice la ley con propósitos políticos y electorales, “como era antes, hace poquito, lo que pasa es que hay como amnesia en los medios de información, se les olvida”.

Comentó que todavía la política de pillaje, el neoliberalismo, se aplicaba a finales del 2018 y afirmó que se dedicaron a saquear y a robar.

Manifestó que su gobierno cumplirá tres años y mucho tiempo lo ha dedicado a “enderezar entuertos”.

Se refirió al tema de los gasoductos, que se compraron para “supuestamente” transportar gas a plantas termoeléctricas que se construirían en el país y que no se hicieron, pero sí se generaron los contratos, que calificó de leoninos.

Dijo que se logró revisar los contratos y reducir tarifas, pero aún hay un excedente del 40% del gas que se tiene que pagar.

Derechos Reservados © La Capital 2021