ANPEC se opone a gravar productos de alto contenido calórico en Zacatecas

Argumenta organismo empresarial la alta demanda popular que tiene el pan, galletas, dulces, bebidas saborizadas, entre otros

2021-12-07

Corecom

alimentos comida chatarra.png

CD. DE MÉXICO, 7 de diciembre del 2021.- La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), organización representativa del pequeño comercio en México, canal de abasto tradicional de máxima cercanía, promotor del comercio local con más de un millón 200 mil puntos de venta a lo largo y ancho del territorio nacional, generador de más de 2 millones de autoempleos, que da manutención a más de 5 millones de personas y abastece a más del 52% de la demanda nacional, atendido mayoritariamente por mujeres trabajadoras, exigió hoy al Congreso del Estado y al Gobernador de Zacatecas detener “este “crimen social” sin sentido de aumentar impuestos.

A través de un comunicado el organismo empresarial añadió:

La venta de los productos de contenido calórico de alta demanda como son el pan, galletas, dulces, bebidas saborizadas, entre otros, constituyen un verdadero motor que propulsan en más de un 40% las ventas totales del negocio. Zacatecas se puede convertir en el prietito del arroz, ya que un gobierno de filiación morenista pretende decretar un impuesto estatal de 4.5% a los productos de contenido calórico de alta demanda popular, sin importar lo vapuleado de la economía familiar zacatecana.

Pretender grabar con un impuesto Estatal nuevo de un 4.5% a estos productos no es otra cosa que un asalto en despoblado a las amas de casa y a sus monederos; hacerlo significaría dar luz verde a una escalada de precios al alza en el resto de los productos, afirmó. 

ANPEC manifestó que la factura económica de Covid-19 es cuantiosa, quebraron más de 300 mil pequeños comercios; 2 millones de empleos perdidos; cayó el 40% el consumo; 7 de cada 10 hogares no les alcanza para la canasta básica; la inflación no subyacente, la que tiene que ver con el precio de alimentos y servicios, rebasó el 11%. Aún y con esto, la terquedad del Tesorero zacatecano Ricardo Olivares Sánchez pretende cargarle la mano al pueblo trabajador sin mediar consecuencias con la mirada complaciente de su Gobernador David Monreal. 

“La factura económica del Covid ha sido cuantiosa, llevó a la quiebra a más de 300 mil pequeños comercios en el país en 2020, se perdieron más de 2 millones de empleos formales, 4 millones de mexicanos se sumaron a la extrema pobreza; 6 millones dejaron de pertenecer a la clase media, engrosando las filas de la marginación social”, afirmó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC 

“A 7 de cada 10 hogares mexicanos no les alcanza con los recursos que tienen para comprar la canasta básica de alimentos que demanda su manutención; se ha caído más del 40% del consumo de los mexicanos en lo que va de la pandemia; la inflación no subyacente, aquella que tiene que ver con los alimentos y servicios se ha elevado por encima de un 11%; haciendo tambalear los esfuerzos de reactivación económica a los que estamos empeñados. Este escenario explica, justifica y legitima el porqué de la política fiscal impulsada por el Presidente y avalada por los Diputados y Senadores”, enfatizó Rivera. 

FOTO: Archivo.

Derechos Reservados © La Capital 2022