Ocho de cada 10 empresas mexicanas sufren falta de pago de sus compradores

Situación preocupante si se considera que las cuentas por cobrar llegan a representar hasta 40% de los activos de algunas compañías, revela Solunion México 

2021-12-30

AGENCIAS

09AAD386-3F82-4617-AFB1-8334EDCE7DC3.jpeg

CD DE MÉXICO, 30 de diciembre, 2021.- En México, 8 de cada 10 empresas en el país sufren la falta de pago por parte de sus compradores, situación preocupante si se considera que las cuentas por cobrar llegan a representar hasta 40% de los activos de algunas compañías, revela Solunion México. 

La crisis sanitaria por COVID-19 impactó en la estabilidad financiera de las compañías de todos los sectores. De acuerdo con cifras del INEGI, en 2019 existían alrededor de 4.9 millones de establecimientos del sector privado; censos de la misma institución estimaron que al cierre del 2020 sobrevivieron  3.9 millones. 

En este sentido, ante una cartera vencida y/o cuentas con retrasos en las cuales se podría creer que no hay mucho por hacer, el sector financiero ofrece el seguro de crédito, una herramienta que ayuda a las empresas con sus cuentas por cobrar y vela por la continuidad de su negocio.

El desconocimiento técnico conjugado con ideas preconcebidas pueden subestimar una cobertura de este tipo y llevar a tomar decisiones erróneas al respecto de la misma, por lo que es importante conocer sus características y múltiples ventajas”, señaló Bernando Barrera, director comercial de Solunion México.

Es así como actualmente el valor total de las primas del seguro de crédito en México es de aproximadamente 1,300 millones de pesos, y aunque ha registrado un crecimiento de dos dos dígitos cada año, son apenas alrededor de 4 mil las empresas con esta protección.

Bernardo Barrera comparte cuatro mitos sobre las cuentas por cobrar de las empresas y el seguro de crédito: 

1.- La cobertura del seguro de crédito solo es para grandes empresas. Debido a la complejidad del producto, el seguro de crédito estaba dirigido sólo a medianas y grandes empresas; sin embargo, Solunion México enfoca sus esfuerzos para que estas pólizas sean accesibles para las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

La Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) 2018 señala que 77.5% de las Pymes desea crecer o expandirse, respaldarse con un seguro de crédito les dará un camino mucho más firme, ya que estarán cubiertas de cualquier retraso en sus cuentas por cobrar.

2.- Los clientes son perfectamente solventes y nunca han dejado de pagar. El paso del tiempo, la ausencia de problemas y la propia buena reputación de la clientela contribuyen a generar una confianza que puede ser riesgosa. Es importante seguir monitoreando a los clientes habituales y no asumir que siempre serán solventes. La seguridad del riesgo empresarial no es una cuestión de confianza, es un tema de vigilancia.

3.- Es obligatorio cubrir todo el portafolio de clientes. Durante mucho tiempo, el sector de los seguros de crédito hablaba sobre la obligatoriedad de cubrir la totalidad de la cartera de clientes del asegurado. Sin embargo, estas antiguas prácticas han quedado en desuso. Hoy en día, las empresas pueden segmentar su cartera por actividad de negocio, montos de ventas y otros parámetros que permitan asegurar solo a ciertos clientes. 

4.- La aseguradora cancelará la cobertura al primer síntoma de problemas. Una de las mayores preocupaciones de los clientes es la posibilidad de encontrarse con sorpresas en la cobertura contratada. Afortunadamente, los tiempos han cambiado y empresas como Solunion utilizan políticas de riesgo transparentes que implican, además, una estrecha relación con el cliente para que se sienta seguro y protegido.

Es importante recordar que uno de los beneficios de contar con un seguro de crédito es el monitoreo constante de tus clientes, con lo que puedes tener certidumbre de que, ante cualquier irregularidad, estarás informado.

FOTO: Archivo.

Derechos Reservados © La Capital 2022