Cofepris autorizó para uso de emergencia el medicamento Paxlovid

Es de la farmacéutica Pfizer para atender pacientes adultos con COVID-19 leve o moderado y con riesgo de complicaciones

2022-01-15

AGENCIAS

COFEPRIS AUTORIZA Paxlovid 2.png

CD. DE MÉXICO.- El virus del SARS-CoV-2 cambia y se adapta, nosotros debemos hacer lo mismo para hacer frente a la pandemia, señaló el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, al encabezar la primera reunión del año del Consejo Nacional de Salud para el Bienestar (Conasabi) que se realizó en modalidad virtual.

En su calidad de presidente de este órgano rector, informó que hoy la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó para uso de emergencia el medicamento paxlovid de la farmacéutica Pfizer para atender pacientes adultos con COVID-19 leve o moderado y con riesgo de complicaciones.

Alcocer Varela aseguró que después de dos años de convivir con el SARS-CoV-2, México aprendió, vigiló y construyó las acciones necesarias para enfrentar variantes como ómicron. Por ello, resaltó, el Semáforo de Riesgo Epidémico COVID-19 requiere modificaciones para responder en la medida de lo posible a la realidad epidemiológica.

“Estamos en tiempos nuevos, nuevos compromisos, nuevas visiones; ante el desconocimiento que aún existe desafortunadamente a nivel científico sobre la pandemia, nosotros no nos hemos debilitado, lo contrario, nos anima, nos fortalecemos.”

El secretario de Salud recomendó el uso racional de pruebas diagnósticas para asegurar su provisión en vigilancia y atención médica a quienes verdaderamente las necesitan.

Convocó a secretarias y secretarios de Salud de las 32 entidades federativas, integrantes del consejo, a recuperar coberturas de esquemas primarios en zonas rurales y distantes, así como la inmunización de personas rezagadas, embarazadas, de 15 a 17 años, además de las dosis de refuerzo.

Dejó clara la intención de no imponer restricciones específicas, ya que ninguna limitación a la libertad o la violación de los derechos humanos fundamentales es excusa para enfrentar al virus. Las principales armas son educación, prevención y promoción de la salud.

Alcocer Varela presentó la propuesta de acción conjunta para prevenir y atender los contagios por COVID-19 en el país, como mantener los planes de reconversión hospitalaria; apegarse a los lineamientos que emite la Secretaría de Salud sobre la vigilancia epidemiológica; metodología del Semáforo de Riesgo COVID-19 y guías de tratamiento médico, entre otras.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, anunció que el proceso de reconversión hospitalaria se centrará en la ampliación de la capacidad en salas de urgencias y consulta externa, debido a que en general, la variante ómicron demanda un manejo clínico ambulatorio. “Prever los mecanismos de reconversión y eficiencia en la consulta externa y salas de urgencias evitará la saturación ante ómicron”, agregó.

A su vez, el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, dio a conocer los avances en la estrategia de refuerzos y modalidades de vacunación.

Hasta el momento, 54 por ciento de las personas adultas mayores cuenta con dosis de refuerzo, 45 por ciento de las personas trabajadoras del sector Salud y 45 por ciento del sector educativo. Asimismo, han acudido a recibir la vacuna 57 por ciento de niñas, niños y adolescentes de 15 a 17 años y 34 por ciento de mujeres embarazadas.

El director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, señaló que debido a que la mayoría de la población cuenta con esquema completo de vacunación, en el Lineamiento estandarizado para la vigilancia epidemiológica y por laboratorio de la enfermedad respiratoria viral, disponible en https://bit.ly/3Gus9II, se redujo el tiempo de aislamiento a siete días, con el propósito de que las personas puedan retomar sus actividades habituales manteniendo medidas básicas de prevención.

Sobre las pruebas COVID-19, dijo que se debe privilegiar su aplicación en casos de Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), personas con comorbilidades, obesidad, diabetes e hipertensión descontroladas; personal de salud y de servicios esenciales, principalmente.

La directora general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (Censida), Alethse de la Torre Rosas, dijo que los hospitales deben ser lugares seguros y no espacios de riesgo, por lo que hizo un llamado a fortalecer las acciones que garanticen calidad y seguridad, tanto para pacientes como para el personal de salud.

Para dar respuesta rápida ante ómicron, propuso mejorar la calidad de registros de la Red IRAG, así como del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave); mantener la campaña de difusión para disminuir contagios; continuar la vacunación a nivel nacional; fortalecer el programa de control de infecciones en las unidades médicas y promover el uso adecuado del equipo de protección personal.

“Ante ómicron, cada una de las unidades debe asegurar que tengan los insumos suficientes para dar respuestas efectivas, además de que se deben seguir impulsando estrategias de reconversión para evitar largas filas en los servicios de atención”.

El director general de Información en Salud, Dwight Daniel Dyer Leal, precisó que solo 34 por ciento de las mujeres embarazadas se han vacunado contra COVID-19, por lo que es necesario reforzar la inmunización, debido a que tienen más riesgo de desarrollar enfermedad grave y fallecer por esta causa.

Durante la sesión, la secretaria técnica del Conasabi, María Eugenia Lozano Torres, señaló que los acuerdos alcanzados con autoridades sanitarias del país abordan temas como apego a los lineamientos que emita la Secretaría de Salud: vigilancia epidemiológica (uso de pruebas de laboratorio); Política Nacional de Vacunación; nueva metodología de Semáforo de Riesgo COVID-19; guías de tratamiento médico, días de aislamiento y licencias laborales.

Derechos Reservados © La Capital
twittear