Seis formas de reducir toneladas de emisiones de carbono

Trane, con su Reto Gigatonelada proyecta reducir, para el 2030, mil millones de toneladas métricas de emisiones de carbono de la huella de sus clientes

2022-07-27

Infosol

trane aire acondicionado.png

CD. DE MÉXICO.- Sabías que de acuerdo al IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático), se proyecta que el planeta alcanzará el umbral crucial de 1.5°C por encima de los niveles pre industriales para 2030, lo que provocará el riesgo de una sequía extrema, incendios forestales, inundaciones y escasez de alimentos para millones de personas.

Es por ello que las empresas han comenzado a cambiar sus prácticas industriales para reducir al mínimo la contaminación ambiental. Este es el caso de la empresa internacional Trane, que con su Reto Gigatonelada proyecta reducir, para el 2030, mil millones de toneladas métricas de emisiones de carbono (CO2e) de la huella de sus clientes, siendo este el mayor compromiso climático tomado por alguna compañía B2B, y cuya reducción podría equivaler al 2 % de las emisiones anuales del mundo, o bien, a las emisiones anuales de Italia, Francia y el Reino Unido combinadas.

Trane, líder mundial en sistemas, servicios y soluciones de aire acondicionado, ayuda a los clientes a tener éxito al proporcionar soluciones innovadoras que optimizan los ambientes interiores a través de una amplia cartera de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado de bajo consumo, servicios de construcción, contratación y energía, soporte de piezas y controles avanzados para hogares y edificios comerciales. La empresa ha tomado el compromiso de desarrollar sus productos y servicios de manera ecológica y amigable para el medio ambiente, enlistando las 6 formas de hacer que los sistemas de HVAC sean lo más ecológicos posibles.

Los avances tecnológicos y materiales han hecho que los edificios sean consistentemente más sostenibles durante décadas. Hay soluciones fácilmente disponibles en la actualidad que pueden reducir las emisiones y, al mismo tiempo, pagar a los propietarios de edificios con beneficios financieros.

Aquí hay seis formas en que los sistemas y tecnología HVAC pueden hacer grandes avances para descarbonizar: 

Exprimir hasta el último kilowatt de ineficiencia

La red eléctrica todavía está parcialmente alimentada por fuentes de energía que emiten carbono. El primer paso hacia la descarbonización comienza siguiendo algunos principios básicos de diseño de sistemas aplicados. Las decisiones para los sistemas de calefacción basados en compresión deberían permitir un COP anualizado lo suficientemente alto como para reducir las emisiones por debajo de los sistemas de calefacción de combustibles fósiles basados en el sitio.

Los sistemas de alta eficiencia reducen aún más la demanda de energía desperdiciada cuando se aplican las estrategias de control correctas. Como ejemplo, el controlador Symbio® 800 de Trane con controles adaptativos, modula el compresor y los ventiladores para brindar la máxima eficiencia en todas las condiciones de funcionamiento. Cuando hay varias unidades instaladas, Tracer® SC+, con su aplicación de control de plantas enfriadoras, puede secuenciar unidades de manera eficiente y ajustar dinámicamente los puntos de ajuste de control del sistema para minimizar el uso de energía del sistema en todas las condiciones de carga.

Usar aire fresco del exterior en lugar del compresor

La naturaleza a menudo proporciona lo que necesitamos, y las soluciones contemporáneas se están volviendo bastante inteligentes sobre el uso del clima local o los recursos geo-basados. Una de las soluciones más prácticas y disponibles del mercado es el Free Cooling, que utiliza aire exterior para enfriar el agua usada dentro de los sistemas aplicados sin el uso de compresores, cuando las temperaturas del aire exterior son ventajosas, durante el invierno, la primavera y el otoño. El enfriamiento gratuito integrado, una tecnología que está disponible en muchos enfriadores de Trane, puede hacer que el enfriamiento de edificios sea más fácil, más eficiente y de menor costo que las soluciones proporcionadas en el campo.

Recuperar y reutilizar la energía térmica

Muchos edificios requieren calefacción y refrigeración al mismo tiempo. Todos hemos experimentado edificios en los que algunas áreas son demasiado calientes, mientras que otras se sienten demasiado frías. Mover el calor, en lugar de generarlo con calentadores de gas, reduce las emisiones directas de gases de efecto invernadero de un edificio, al tiempo que mejora la comodidad. La electrónica, la iluminación y los cuerpos humanos generan calor que se acumula en ciertos espacios interiores. Los sistemas de recuperación de calor recobran este exceso de energía térmica que normalmente se expulsa del edificio y lo transfieren a diferentes áreas donde se necesita calor.

Planificar una transición a refrigerantes de bajo GWP

La EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidso) ha propuesto una nueva regla para limitar la producción de hidrofluorocarbonos (HFC) basada en el potencial de calentamiento global (GWP) en un esfuerzo por alinearse con la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal y la Ley AIM promulgada en el 2020. Como parte del Desafío Gigaton de Trane Technologies, Trane planea hacer una transición completa fuera de los refrigerantes de alto GWP para 2030, antes de la regulación.

Almacenar energía para ayudar a equilibrar la oferta y la demanda

Estamos todos juntos en esto. Los edificios son parte del problema y tienen la responsabilidad de ser parte de la solución. A pesar de los avances significativos, los edificios siguen representando más del 70 % del consumo de electricidad y las emisiones de CO2 del sector energético de EE. UU. Junto con los continuos avances en eficiencia, los edificios también deben ser más flexibles en el momento en que consumen la mayor cantidad de energía. 

El almacenamiento de energía permite el cambio, y en las plantas enfriadoras eso significa almacenamiento de hielo: dedicar enfriadores para generar energía fría durante la noche, cuando la demanda y los precios de la electricidad son más bajos, para su uso en las horas diurnas de mayor uso. Cambiar la carga del edificio ayuda a equilibrar el suministro de electricidad de la red con la demanda de los clientes, uno de los requisitos previos clave para acelerar la transición completa de la red a fuentes de energía renovable.

Transición a energías renovables, en el sitio y fuera del sitio

Cuando se usan en combinación con soluciones de sistemas de aire HVAC que reducen o cambian la demanda de energía, las fuentes de energía renovable, como la solar y la eólica, pueden satisfacer una parte importante de la demanda de energía de un edificio. A medida que los servicios públicos se vuelven más ecológicos, los controles avanzados de enfriadores pueden integrarse con servicios que permiten la comunicación bidireccional con la red. Los edificios que pueden reducir, cambiar o modular el uso de energía y establecer la flexibilidad de la demanda acelerarán la realidad de una red de energía renovable libre de combustibles fósiles.

La sustentabilidad es complicada cuando no se tiene un plan; sin embargo, el socio adecuado puede ayudar a diseñar estrategias con soluciones probadas, prácticas y asequibles. Trane ayuda a reducir la huella ecológica de las empresas llevándolas hacia la siguiente generación de descarbonización y electrificación de edificios. 

Derechos Reservados © La Capital
twittear