Violencia por razones de género, un foco de atención en educación superior

Identifican la cultura machista que fomenta tales prácticas e impusan cambios a ravés de una agenda común

2022-08-02

AGENCIAS

mujeres estudiantes universitarias.png

CD. DE MÉXICO.- La problemática de la violencia por razones de género se ha vuelto un foco de atención en las instituciones de educación superior, gracias al esfuerzo de alumnas, investigadoras, profesoras, grupos feministas y activistas que han impulsado una agenda común para el diseño de acciones de prevención, asistencia y sanción, sostuvieron Luis Alberto Monroy Lara y Vicente Froylán Escamilla López, maestros en Sociología por la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
Al participar en el Coloquio de Género y Diversidad Sexual –convocado por un grupo de estudiantes de la Licenciatura en Antropología Social en la Unidad Iztapalapa– los sociólogos refirieron que de ello han resultado protocolos y medidas tendientes a la construcción de una cultura de paz.
A partir de un análisis de estudio de caso de corte cualitativo, implementaron entrevistas a los titulares de las unidades de atención a víctimas de violencia de género de la UAM y estudiaron los cambios institucionales que se han formulado en la universidad en los últimos años.
Monroy Lara y Escamilla López expusieron sus reflexiones sobre las acciones institucionales que la UAM ha implementado para atender y combatir ese flagelo, sobre todo aquellas que son impulsadas por las unidades de prevención y atención a víctimas de violencia de género en el contexto del retorno a la nueva normalidad post COVID-19. 
Algunos de estos ejemplos son las reformas al Reglamento del Alumnado; las políticas transversales para erradicar la violencia por razones de género; el diseño e implementación de protocolos de prevención y atención en cuatro de las cinco unidades académicas (Azcapotzalco aún no cuenta con un protocolo formalizado), y la creación de unidades de atención a víctimas de violencia de género.
Debido al confinamiento por la pandemia, la promoción y divulgación de los marcos normativos, las instancias institucionales y las rutas de atención creadas desde 2020, no son conocidas por la totalidad de la comunidad universitaria; por ello, conminaron a que se actualicen estos nuevos procedimientos y subrayaron que un reto será empezar a trabajar en elementos de medición institucional para conocer el avance de estos cambios. 
La maestra Kemberly García Barrera, encargada de la Unidad Especializada en Igualdad y Equidad de Género en la Unidad Cuajimalpa, refirió que esa instancia realiza acompañamientos psicosociales, con enfoque en masculinidades, con el objetivo de ubicar a la persona en el centro de su historia individual; fomentar la responsabilidad de sus decisiones aplicando prácticas de buen trato para sí misma y con los otros, y fortalecer sus habilidades y recursos personales para la integración de su espacio intelectual, social, emocional, físico/corporal y espiritual
Este tipo de acompañamientos ofrece un espacio de escucha y contención frente a sensaciones de miedo, angustia, ansiedad u otras que puedan producir ejercicios de violencia.
García Barrera y Bruno Barreto Guevara, quien también trabaja en dicha instancia, sostuvieron que las experiencias que ha habido en general son con personas que ya han ejercido violencia, pero lo que se pretende es que haya acercamientos de prevención.
En la primera Mesa Nuevas Voces, expusieron que su trabajo con masculinidades ha consistido en ir desmontando los discursos que normalizan y naturalizan la violencia ejercida en la Unidad Cuajimalpa por los varones y convocarlos a que conozcan y participen en este proyecto.
Desde la segunda mitad de 2021 trabajan en la atención y trabajo con varones a través de la implementación de acompañamientos psicosociales, talleres y asesorías con perspectiva de género y enfoque en masculinidades, encaminadas a que los varones de esa sede académica adquieran y/o fortalezcan su sentido de responsabilidad frente a la desigualdad y violencia de género para hacerlos copartícipes en la construcción de espacios universitarios seguros.
En junio de 2022 se crearon grupos de reflexión con hombres para detener y prevenir la violencia hacia las mujeres; identificar la cultura machista que fomenta estas prácticas en el ámbito personal, familiar, comunitario e institucional; fortalecer habilidades para el manejo del malestar emocional e impulsos violentos hacia ellas. Hasta ahora se ha trabajado con 12 grupos con una duración de 12 sesiones, y en agosto se abrirá uno presencial.
Algunos tópicos abordados son la cultura machista, la violencia contra las mujeres como problemática social, los derechos humanos del sector femenino, el trabajo doméstico como rol social, la construcción social de la masculinidad, la autonomía de las mujeres y su relación con la toma de decisiones, el cuerpo, el autocuidado y la sexualidad masculina y la violencia familiar, entre otros.
En la inauguración, la doctora Laura Valladares de la Cruz, jefa del Departamento de Antropología de la Unidad Iztapalapa, afirmó que los activismos son, en sí mismos, expresiones de contracultura, de contra hegemonías, de narrativas desde la otredad que inciden con diferente fuerza en los entornos culturales y políticos contemporáneos. “Se trata de praxis sociales que desarticulan las hegemonías, buscando crear nuevas formas de convivencia social”.
El Coloquio de Género y Diversidad Sexual es un espacio de intercambio y reflexión en el que se comparten experiencias universitarias y resultados de investigaciones que colocan el tema de la violencia de género y la diversidad sexual en el centro de la comunidad.

Derechos Reservados © La Capital
twittear