Primer trasplante hepático ortotópico en el Hospital Juárez de México

Es un tratamiento de elección para pacientes con enfermedad hepática crónica en estado avanzado

2023-11-25

Agencias

post_IMG-20231125-WA0009.jpg

CIUDAD DE MEXICO.- Especialistas del Hospital Juárez de México (HJM) de la Secretaría de Salud realizaron el primer trasplante hepático ortotópico ((THO) como un tratamiento de elección para pacientes con enfermedad hepática crónica en estado avanzado.

Desde su fundación, el HJM se ha distinguido por ser una institución de vanguardia e innovación; el inicio del trasplante hepático representa un gran avance en el tratamiento de esta enfermedad, afirmó su director general Gustavo Esteban Lugo Zamudio.  

Resaltó que el éxito de este primer trasplante hepático se debe al compromiso del personal involucrado en el proceso, a la selección cuidadosa de pacientes candidatos, la realización de un protocolo de evaluación, la planeación y el trabajo multidisciplinario que caracteriza al HJM.

La jefa del Servicio de Trasplantes, Paulina Carpinteyro Espyn, señaló que “es un logro importante a nivel nacional que el Hospital Juárez de México se sume a los centros de trasplante hepático del país”, con el objetivo de proporcionar atención oportuna y de alta especialidad a pacientes con enfermedades hepáticas graves.

El primer trasplante exitoso de hígado realizado en México fue en 1985; a partir de ese momento, se han establecido centros en el país; no obstante, persiste la necesidad de contar con más unidades especializadas para referencia y tratamiento de pacientes con enfermedades hepáticas, que el HJM inició en 1991.  

Datos del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) indican que durante el primer semestre de 2023 aumentó 44 por ciento el número de trasplantes de hígado, respecto al mismo periodo de 2019 (prepandemia).

El hígado es el órgano más grande, realiza diversas funciones como procesar nutrientes, medicamentos y hormonas; produce bilis que ayuda al organismo a absorber grasas, colesterol y vitaminas liposolubles; fabrica proteínas que intervienen en la coagulación sanguínea; elimina bacterias y toxinas de la sangre; además, previene infecciones y regula respuestas inmunitarias.

El trasplante de hígado es un procedimiento quirúrgico para extirpar el hígado que ya no funciona de forma adecuada (insuficiencia hepática) y reemplazarlo con un hígado saludable de un donante fallecido o con una parte de un hígado sano de un donante vivo.

La causa más común para un trasplante de hígado en niños es la atresia biliar. Y en los adultos es la cirrosis, que es la cicatrización que impide el buen funcionamiento hepático y puede empeorar hasta convertirse en insuficiencia hepática.  

Las causas más comunes de cirrosis son la infección prolongada con hepatitis B o hepatitis C; consumo excesivo de alcohol por tiempo prolongado; enfermedad del hígado graso no alcohólico (también denominada esteatohepatitis no alcohólica o EHNA); toxicidad aguda por sobredosis de paracetamol o consumo de hongos venenosos.

Derechos Reservados © La Capital
twittear