Entorno familiar influye en desarrollo de obesidad infantil

Inculcar hábitos saludables desde la infancia puede contribuir a prevenir el desarrollo de la problemática en la vida adulta

2018-11-26

Agencia Notimex

OBESIDAD.jpg

Guadalajara, Jal.– El especialista Miguel Escalante Pulido manifestó que la influencia de la familia en cuanto hábitos alimenticios y de actividad física se refiere juega un papel de suma importancia en el desarrollo de la obesidad infantil.

 El también jefe del Servicio de Endocrinología y Unidad Metabólica del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco añadió que el inculcar hábitos saludables desde la infancia puede contribuir a prevenir el desarrollo de la problemática en la vida adulta.

Resaltó que si un infante tiene sobrepeso u obesidad a edades tempranas es probable que continúe con esta dificultad transcurridos los años.

“Se ha visto que la ganancia de peso es paulatina, hay factores de riesgo, tener una carga genética de obesidad le confiere riesgo, de los niños que tienen sobrepeso u obesidad entre los tres y los seis años de edad 90% va a ser gordito en la etapa adulta”, dijo.

Expuso que niños que nacen con pesos superiores a cuatro kilogramos también tienen factor de riesgo para el desarrollo de sobrepeso y obesidad, por lo que se debe poner énfasis en la alimentación saludable, incluso desde lactantes.

El experto puntualizó que la genética es también un factor para la ganancia de peso corporal excesiva.

Resaltó que existen estudios completos “en donde se ha visto que la erradicación de alimentos de bajo valor nutricional en las escuelas sustituidos por menús más saludables ha contribuido a reducir la obesidad infantil hasta en 30 por ciento”.

“Nosotros como mexicanos tenemos genes que nos confiere riesgo de aumentar más peso y más rápido, en relación a los anglosajones o los europeos, ya que ellos pueden consumir cantidades energéticas mayores”.

Destacó que para conseguir resultados exitosos la familia debe apoyarse mutuamente en la tare del cambio de hábitos, “si una persona está a dieta o intenta una alimentación más sana, y los demás no están, imagínese como se va a sentir de aislado, si alguien entra en un plan de alimentación todos los miembros deben apoyar”.

“Se debe evitar recurrir a dietas o productos milagro, toda vez que si bien puede haber disminución en peso corporal generalmente al poco tiempo se produce un rebote, toda vez que la persona no aprendió a comer sanamente ni modificó sus hábitos de forma permanente”, enfatizó.

Derechos Reservados © La Capital 2018